Información Gral

La Corte desestimó por improcedente el "per saltum" por la restitución de las niñas a Estados Unidos

También exhortó a los padres "a prestar la máxima colaboración en la ejecución de la restitución”. La madre de las nenas había elegido este camino luego de que la Corte bonaerense desestimara su apelación.

Martes 14 de Abril de 2015

La Corte Suprema de Justicia desestimó hoy el “per saltum” presentado por una madre para evitar que sus dos hijas menores viajen a los Estados Unidos para ser restituidas a su padre, con el argumento de que este recurso solo resulta procedente en causas de competencia federal.

La Corte no obstante “exhortó a los padres a prestar la máxima colaboración en la ejecución de la restitución”.

El máximo tribunal se pronunció ante un pedido realizado por la abogada Mariana Gallego quien solicitó el “per saltum” luego que la Suprema Corte bonaerense le denegara un último recurso.

La disputa tiene como protagonistas a la argentina Ana Alianelli y el estadounidense Denis Burns, quienes se casaron en 2004 y tuvieron dos hijas en Estados Unidos.

En 2010 se separaron y ella volvió con las nenas a la Argentina, con un permiso judicial que luego caducó. Desde entonces el padre inició una larga batalla judicial que terminó ahora, cuando la Suprema Corte Bonaerense desestimó la apelación de la mujer ante un fallo desfavorable del Juzgado 1 de Familia de Pilar, a cargo de Alejandra Velázquez.

En el marco de la disputa hubo una denuncia de violencia doméstica contra Burns, de parte de Alianelli, quien acusó a su ex marido de “echar a perder la economía familiar por su adicción al juego”.

Fuentes judiciales detallaron que la Suprema Corte bonaerense había ordenado la restitución y la justicia de familia de Pilar había dispuesto que el viaje se hiciese ayer pero luego “se celebró un acuerdo por el que postergó la salida del país hasta el miércoles 15 de abril”.

La iniciativa de Gallego era para que la Corte Suprema de la Nación deje sin efecto la orden de restitución basada en que “la ejecución de esa sentencia genera una vulneración gravísima de los Derechos del Niño” reconocidos en tratados internacionales.

La letrada también sostuvo que la mayor de las niñas, de ocho años, “pretende ejercer su derecho de ser oída y conseguir así evitar el desarraigo y la separación de su madre“.

Ahora, con la resolución del máximo tribunal, dejó expedita la vía para que las pequeñas viajen a Estados Unidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario