Información Gral

Hallan un esqueleto de dinosaurio excepcionalmente bien conservado

Científicos japoneses y mongoles extrajeron el esqueleto completo de un dinosaurio joven de hace 70 millones de años, anunció ayer el museo Hayashibara de Ciencias Naturales. Los expertos descubrieron un tarbosaurio —relacionado con el gigantesco carnívoro tiranosaurio— en una excavación en agosto de 2006 en el desierto de Gobi, en Mongolia...

Viernes 25 de Julio de 2008

Científicos japoneses y mongoles extrajeron el esqueleto completo de un dinosaurio joven de hace 70 millones de años, anunció ayer el museo Hayashibara de Ciencias Naturales.

Los expertos descubrieron un tarbosaurio —relacionado con el gigantesco carnívoro tiranosaurio— en una excavación en agosto de 2006 en el desierto de Gobi, en Mongolia, precisó ayer Takuji Yokoyama, coorganizador del proyecto conjunto de investigación del museo.

"Fuimos afortunados al hallar los restos que resultaron ser un juego completo de todas las piezas importantes", afirmó.

Las 300 piezas encontradas estaban incrustadas en una capa geólica.

Después de dos años de minuciosos trabajos preparatorios, los científicos hallaron que al esqueleto fosilizado sólo le faltaban los huesos del cuello y la punta de la cola.

Los esqueletos de dinosaurios pocas veces se encuentran en buenas condiciones porque suelen ser destruidos por el desgaste del tiempo o porque han sido destrozados por la acción de depredadores.

El hallazgo, presumiblemente, ayudará a comprender mejor el crecimiento y desarrollo de los dinosaurios, dijo Yokoyama. El museo japonés es operado por Hayashibar, una firma de biotecnología con sede en Okayama.

"El animal, que se supone murió a los cinco años de edad, mide 2 metros de largo", precisó el científico. Se cree que los dinosaurios adultos de esa especie han crecido hasta 12 metros.

Los grupos de investigadores del museo japonés, junto a sus colegas del Centro de Paleontología de la Academia de Ciencias de Mongolia han emprendido desde 1993 los estudios, misiones y las excavaciones en busca de los rastros fósiles de los dinosaurios en el desierto de Gobi.

El tarbosaurio era un dinosaurio carnívoro que habitaba en el desierto del Gobi y que, al igual que el tiranosaurio que vivía en América, fue uno de los últimos sobrevivientes de estos animales, que se extinguieron a finales del período Cretáceo, hace unos 65 millones de años.

Yacimientos en Asia. Los dinosaurios fueron descubiertos en Asia central, a comienzos de la década de 1920 por una expedición del Museo Americano de Ciencias Naturales de Nueva York (Estados Unidos).

Apenas terminada la II Guerra Mundial el Instituto Paleontológico de la Academia Rusa de Ciencias emprendió en 1946 tres expediciones a Mongolia que continuaron hasta 1949.

Estas expediciones exploraron un rico yacimiento fósil, la Cuenca Nemegt.

Una gran variedad de dinosaurios fueron extraídos de ese sitio: el imponente tarbosaurio, diferentes especies de dinosaurios pico de pato e incluso se hallaron saurópodos.

Los últimos dinosaurios de Mongolia resultan los más raros y espectaculares.

El Cretácico, o Cretáceo, es el tercer y último período perteneciente a la Era Mesozoica; comenzó hace 145,5 millones de años, y terminó a unos 65,53 millones de años. l (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario