Información Gral

Hallan pareja buscada y la mujer es detenida por homicidio

La acusan de la muerte de su madre. Vecinos de la balnearia Santa Teresita los descubrieron mientras ambos paseaban. Al final ellos y sus hijos no habían sido raptados.

Miércoles 27 de Enero de 2016

Una familia de La Matanza que había desaparecido el 29 de diciembre y que se sospechaba había sido raptada por una secta, fue vista ayer en la costa bonaerense y la policía detuvo de inmediato a Claudia Ercoreca, madre de dos niños y pareja de Germán Fitzi, por la muerte de su progenitora unos días atrás.

Los sucesos le dieron un vuelco dramático al caso, más cuando anoche a última hora trascendió que la policía contó con una orden de captura para Ercoreca por "homicidio calificado por el vínculo" de su madre, Lida Frachini, de 76 años, cuyo cadáver fue encontrado el sábado último en su departamento de Ramos Mejía, en el oeste del conurbano bonaerense.

La pareja fue vista ayer por la mañana en Santa Teresita, localidad balnearia de la costa atlántica, donde una vecina reconoció a la pareja, le tomó unas fotos desde cierta distancia y a sus espaldas y las distribuyó por las redes y a los medios.

A los pocos minutos, la policía fue al encuentro de Fitzi y Ercoreca cerca de la terminal de ómnibus de la localidad.

Hasta ese instante de ayer ningún investigador había dicho que la mujer de 39 años (casi 10 mayor que su pareja, que cuenta con 30) era responsable de la muerte de su mamá. Pero la semana pasada, vecinos vieron a Ercoreca salir del departamento de su madre en Ramos Mejía con una bolsas de consorcio, al cual regresó 48 horas más tarde diciendo a los testigos que había encontradp a su mamá muerta.

La policía se dirigió el sábado al departamento de la mujer y halló el cadáver en avanzado estado de descomposición. A simple vista no se advertían lesiones, pero la autopsia determinó que Frachini murió por golpes en cuero cabelludo, cuello y tórax y que los traumatismos eran actuales.

Los forenses estimaron la data de muerte en más de 72 horas antes del hallazgo del cadáver, por lo que el crimen ocurrió el miércoles 20 de enero, mismo día en que los testigos dijeron haber visto allí a la hija de la víctima.

En base a estos elementos, el fiscal Carlos Arribas le tomará declaración hoy a la implicada.

Una hermana de Fitzi, de nombre Denise, fue quien encabezó desde el 29 de diciembre de 2015 una campaña para encontrar a su hermano y su familia, por lo que se inició una causa por "averiguación de paradero" en La Matanza.

"Mi hermano, con su pareja Claudia y sus dos bebés, desaparecieron misteriosamente como si se los hubiera tragado la tierra", señaló aquella vez. Ayer, llamada desde Rosario por este diario, su celular respondió apagado.

Ritos. Quien ayer dio ciertas descripciones sobre la personalidad de Claudia fue el padre de Germán: "Yo no sé si practica ritos extraños como se dijo. Lo que sí sé es que hace numerología y cartas de tarot, pero nunca me interesó eso", dijo Jorge Fitzi a los periodistas.

El hombre agregó: "En el último tiempo parecía que le habían lavado la cabeza a Germán; lo que ella le decía él asentía. Mi expectativa es volver con mi hijo y mis dos nietos".

Sobre el hallazgo, dijo: "Los encontramos porque una chica nos envío una foto por Facebook e inmediatamente avisamos a la policía de Santa Teresita. Lo que sé por ahora es que mi hijo está demorado por el cambio del paradero y mi nuera detenida por la muerte de su madre".

Por último detalló: "La última vez que los vimos para Navidad. Después de eso Germán le dijo a su hermana que no quería tener más relación con la familia. Pero no fue solo eso. Dejaron de ver amigos, cerraron las cuentas en las redes y no aparecieron más por el trabajo".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario