Información Gral

Expectativa por el encuentro entre Estela Carlotto y su nieto recuperado

Tras la repercusión de la noticia los protagonistas de la historia buscaran mantener la privacidad y evitar las guardias periodísticas. No confirmaron si finalmente se conocieron o lo harán en breve.

Miércoles 06 de Agosto de 2014

El encuentro entre Estela Carlotto y su nieto recuperado se aguardaba esta noche con expectativa, pero tras la repercusión de la noticia los protagonistas de la historia buscaban mantener la privacidad y no confirmaban si finalmente se habían conocido.

Una importante guardia periodística esperaba esta noche en la casa de la titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, en La Plata, mientras que otro grupo de cronistas hacía lo mismo en la sede de la institución, en el barrio porteño de Monserrat.

Pero hasta las últimas horas de esta noche no había confirmación sobre la reunión, y por eso no se descartaba que el encuentro hubiera podido tener lugar en otro ámbito, sin difusión mediática, teniendo en cuenta el malestar que provocó en la familia Carlotto la difusión de la identidad actual del nieto recuperado.

Después de 36 años de búsqueda, Carlotto fue informada por la aparición de su nieto, al que la familia llama Guido, que había nacido en cautiverio en junio de 1978 cuando su hija, Laura Carlotto, fue secuestrada embarazada durante la dictadura.

La noticia, que tuvo repercusión internacional, explotó en las redes sociales: la jueza María Servini de Cubría notificó a Estela Carlotto pasado el mediodía y a las 17 se estaba dando en Abuelas una conferencia de prensa para contar cómo el joven había podido ser localizado.

Las Abuelas de Plaza de Mayo suelen ser siempre cuidadosas a la hora de difundir la identidad de los nietos recuperados, porque saben que se trata de un shock fuerte y que cada individuo necesita tiempo para procesar la información.

Pero esta vez, con la difusión de la noticia de la aparición de Guido Montoya Carlotto, se conoció el nombre actual del joven y detalles de su vida: Ignacio Hurban, músico, casado, hincha de River, de Olavarría, criado por un matrimonio que no tenía relación con la dictadura.

Su cuenta de Twitter pasó a tener 18.000 seguidores y su fotografía se difundió por distintos medios, cruzándola incluso con los rostros de su madre Laura y su padre, Oscar Montoya, ambos asesinados por la dictadura.

Hoy, los hijos de Estela Carlotto hicieron saber su malestar por esta situación y responsabilizaron a la jueza María Servini de Cubría. Tanto Claudia Carlotto, titular de la CONADI, dependiente del Ministerio de Justicia, como Remo Carlotto, legislador provincial, explicaron su malestar por la difusión del nombre en distintas entrevistas.

En esos reportajes, Claudia Carlotto afirmó que el chico la había llamado anoche para preguntarle cómo estaba Estela y añadió que el encuentro se iba a concretar “entre hoy y mañana”.

“Acá la emocionalidad juega un rol importante, pero siempre hay que conservar ciertas cuestiones para no lastimar a nadie, para que la gente no se sienta mal”, expresó la titular de Conadi.

Es que según explicó “ni siquiera la familia de crianza” del joven sabía que se había hecho un ADN y señaló que esta “es la primera vez que se llama el nombre y apellido de uno de los chicos, las fotos menos, donde vive menos”.

En tanto, Remo Carlotto anunció por su parte primero que la reunión se iba a hacer hoy en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo y después se corrigió para poner como lugar del cónclave la casa de Estela en La Plata.

Fue entonces que los periodistas montaron distintas guardias para registrar el momento pero hasta esta noche la reunión no se había confirmado ni en La Plata ni en Abuelas, y tampoco había trascendido que hubiera tenido lugar en otro ámbito. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS