Información Gral

Encontraron en el lago Lacar el cuerpo del conductor de la camioneta

Los investigadores no descartan que haya querido matar a su pareja, quien fue encontrada sin vida en el lago de San Martín de los Andes, aunque la principal hipótesis es un accidente.

Miércoles 08 de Abril de 2015

El cuerpo del joven que conducía una camioneta que se precipitó el pasado sábado al lago Lacar de la localidad neuquina de San Martín de los Andes, y provocó la muerte de su pareja, fue encontrado hoy por equipos de buzos.

Se trata de Alejandro Báez, de 25 años, quien conducía una camioneta Mercedes Benz Sprinter junto a su pareja, Laura Vázquez Provoste, de 23, cuando el vehículo se precipitó al lago Lacar.

Horas después del trágico hecho, el cuerpo sin vida de la mujer fue encontrado en la orilla del lago, por lo que los investigadores estimaron que salió despedida de vehículo en plena caída.

En tanto, el conductor fue intensamente buscado por equipos de buzos que utilizaron un robot con una cámara manejada por operación remota subacuática, que se sumergió hasta cien metros de profundidad y que finalmente pudo encontrarlo.

El cuerpo del joven y los restos de la camioneta fueron hallados a unos cien metros de profundidad, según indicó el diario La Mañana de Neuquén.

Antes del hallazgo, el director de Seguridad de San Martín de los Andes, Luis Torres, había anticipado que con la ayuda del robot habían detectado en las profundidades “elementos que se pueden presumir que son de la camioneta”.

Detalló que “se han encontrado distintos burletes, cables, el capó”, pero había estimado que gran parte de la carrocería del vehículo “estaría destruida”.

En cuanto a las dificultades que se presentaban, mencionó que “los buzos profesionales pueden descender hasta treinta metros, por eso se utilizaba el robot”.

En cuanto a las líneas de investigación que se manejaban dijo que “la hipótesis principal sigue siendo la de un accidente de tránsito”.

“También está la hipótesis de que haya querido matar a su pareja. No descartamos ninguna hipótesis”, precisó.

En determinado momento los investigadores especularon con la posibilidad de que el joven se hubiera tirado del vehículo antes de que cayera al agua, pero al ser encontrado el cadáver dentro del lago quedó descartada esa hipótesis.

El hecho se produjo en la noche del sábado último, pasadas las 23, en una curva de la Ruta Nacional 40 conocida como “De los Santitos” y el vehículo se precipitó por un barranco de unos cien metros de altura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario