Información Gral

En Nueva York le regalan vuelos a los "sin techo" para que vayan a vivir a otro lado

El alcalde de la Nueva York decidió comprar los boletos de ida a las familias sin techo que decidan marcharse como parte de un programa para reducir los costos de sus albergues que le cuesta al estado 36 mil dóalres al año. Algunos vuelan a otros estados del país con mejores posibilidades laborales, otros van a Francia, Sudáfrica y Puerto Rico.

Miércoles 29 de Julio de 2009

El alcalde de la Nueva York decidió comprar los boletos de un sólo trayecto a las familias sin techo que decidan marcharse como parte de un programa para reducir los costos de sus albergues.

El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, puso en marcha ese programa ya que albergar a un familia sin techo en un centro municipal le cuesta a sus arcas 36 mil dólares al año, informó hoy el diario New York Times.

Hasta el momento 550 familias, de diferentes procedencias, se han acogido a esa iniciativa de la política municipal neoyorquina que entró en vigor hace dos años y que incluye también destinos internacionales.

Según fuentes citadas por el diario, hasta ahora han habido familias que han decidido abandonar Nueva York con destino a otros 24 estados del país, principalmente Florida, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

También hay otras familias que han volado a Francia, Sudáfrica y, sobre todo, a Puerto Rico.

Muchas de las personas que se han acogido a esa iniciativa eran residentes de Nueva York que por dificultades económicas perdieron su trabajo y se vieron obligados a recurrir a los albergues, mientras que otros, dice el diario, vuelven a sus lugares de origen por otros problemas relacionados con la dificultad del mercado laboral o el alto coste de la vida de la ciudad.

Las personas que deciden regresar a sus lugares de origen entran en contacto con trabajadores sociales que, una vez que han comprobado su situación, les entregan sus billetes de un solo trayecto de tren, autobús o avión para marcharse de Nueva York.

Nueva York gasta en ese programa 500 mil dólares al año y utiliza una agencia de viajes local para los traslados dentro de Estados Unidos, mientras que es el departamento municipal de servicios a las personas sin hogar el que se encarga de comprar los billetes internacionales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS