Información Gral

"Ella 30, él 18", una carta del Correo Sentimental sobre las parejas desparejas

Ya no es novedad que muchos se atrevan a romper los límites de los años y hasta ir más allá de lo “socialmente correcto”. Sin embargo aún pesan historias como la que Alejandra vuelca al Correo Sentimental de LaCapital.com.ar: ella tiene 30 y está en pareja con un chico de 18. ¿Una tendencia que crece?  

Lunes 10 de Agosto de 2009

Ya no es novedad que muchos se atrevan a romper los límites de los años y hasta ir más allá de lo “socialmente correcto”. Sin embargo aún pesan historias como la que Alejandra vuelca al Correo Sentimental de LaCapital.com.ar: ella tiene 30 y está en pareja con un chico de 18. ¿Una tendencia que crece?

En su carta, Alejandra le confiesa a Sofía Varini, la responsable de responder el Correo Sentimental (CS), que vive un enamoramiento de aquellos con un joven a quien casi duplica en edad. Aunque no todo es color de rosas: basta saber que a “él no lo dejan salir” para imaginar cómo viven los encuentros. (La consulta completa puede leerse en el espacio del Correo Sentimental que figura en este mismo sitio).

Claro que la experiencia de amor de Alejandra y su joven amante no es la única. Hace poquito la noticia del romance entre la actriz Cecilia Roth (53) con Gonzalo Heredia (27) el actor de la telenovela “Valientes”, ganaba los portales y tapas de los medios. Ý por supuesto que a nadie escapó que no se trataba de un chimento más sobre nuevas parejas de famosos, porque las miradas inquisidoras se posaron en la diferencia de edad de la pareja mediática.

Algo parecido pasó cuando Woody Allen blanqueó su relación amorosa con Soon Yi, la chica oriental a la que había adoptado como hija pero con los años convierte en su pareja. Aunque a decir verdad la noticia de color hubiera tenido un condimento extra si la relación de género hubiera sido al revés: ella mayor que él.

Y si se trata de buscar en la ficción historias de amores desparejos, la película “El graduado” es una de las más recordadas. Dustin Hoffman protagoniza a un joven de 21 años recientemente recibido de la Universidad que vive un fogoso encuentro con la madre de un compañero de estudio. Sin dudas, la diferencia de edades de la ocasional pareja de amantes es la que le da vida a la película.


Preguntas que inquietan

Pero las preguntas son las que ganan en estos encuentros donde las edades marcan diferencias sociales y culturales, y que parecen ser una tendencia social que crece. Las historias que acercan Alejandra al Correo Sentimental o aquella primera carta de Marina que se debate entre el amor de dos hombres, uno mayor y otro menor, traen en sí mismas una serie de interrogantes.

¿Cuánto puede durar una relación donde ella duplica la edad de la pareja, y en especial cuando él está más cerca de la adolescencia que de ser un adulto? ¿Cómo se relacionan dos generaciones distintas? ¿Alcanza sólo el amor?

En el artículo “Las parejas desparejas”, el psicólogo y sexólogo Ezequiel López Peralta habla justamente de estas relaciones.

El especialista recuerda que los tiempos cambiaron y que hombres y mujeres se relacionan de otra forma. Asegura que para mirar casos (como el de Alejandra) donde la mujer elige parejas más jóvenes hay que “acudir a una explicación más de tipo sociológico”.

“Las mujeres ensayan determinadas conductas para mostrar con claridad ciertas características que en otros tiempos eran típicamente masculinas. En ese sentido, formar una pareja con un hombre joven es demostrar que ellas también pueden”, apunta.

Según el experto, el enunciado que prevale en estos vínculos es: “Si ellos pueden, ¿por qué no nosotras?”

Por otra parte, dice que como todas las parejas estas relaciones diferenciadas por edades tan marcadas, también tienen sus problemas: “Esos conflictos pasan por tener códigos diferentes, entornos distintos, no poder afrontar los prejuicios sociales, dificultades para acordar proyectos en común”.

Y agrega otro dato _basado en el pensamiento posmoderno_ para tener en cuenta: “Cada uno elige la pareja que necesita en esta etapa de su vida y en otra etapa se verá si la pareja resiste el cambio y se adapta o se desvanece. En este sentido, la paridad de edades no garantiza la permanencia a futuro”

Pero hay más, López Peralta asegura que “la sexualidad en estas parejas no suele ser un tema problemático”. Y que en todo caso, en las relaciones como las Alejandra o Marina, donde ellas son mayores, “no aparece tanto la preocupación por el rendimiento sexual pero sí por la posibilidad de atraer sexualmente a un varón joven”.

Igual el experto afirma que en estas parejas desparejas “cada uno le aporta su condimento: la persona de menor edad una actitud más activa, energía sexual, un cuerpo joven, espontaneidad; la persona mayor su experiencia, contención, equilibrio, y una manera más amplia de vivir la sexualidad”.

En fin, lo que queda en claro en estas relaciones marcadas por la diferencia de edad entre hombres y mujeres lo que se privilegia es “la calidad a la cantidad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS