Información Gral

El Papa Francisco instó a los cristianos a llevar la fe "a los confines de la Tierra"

Vigilia pascual. En la segunda Semana Santa de su pontificado, el Papa argentino presidió la misa solemne de la vigilia pascual ante 10.000 personas en la basílica de San Pedro.

Domingo 20 de Abril de 2014

El Papa Francisco lideró anoche una misa para conmemorar lo que los cristianos creen fue la resurrección de Jesús desde la muerte, e instó a los fieles a llevar la fe "hasta los confines de la Tierra".

Francisco también llamó a los fieles a convertirse en "testigos" de la resurrección de Cristo, añadiendo: "No es un retroceso, no es una nostalgia. Es regresar al primer amor, para recibir la fe que Jesús encendió en el mundo, y llevarla a todos, hasta los confines de la Tierra", insistió.

En la segunda Semana Santa de su pontificado, el Papa argentino presidió la misa solemne de la vigilia pascual ante 10.000 personas en la basílica de San Pedro, la mayor iglesia del Cristianismo.

La enorme basílica estuvo oscura en el inicio del servicio, para representar la oscuridad dentro de la tumba de Jesús entre su muerte y su resurrección.

Los fieles sostuvieron velas encendidas mientras el Santo Padre caminaba por el pasillo principal, y luego las luces de la basílica se encendieron simultáneamente.

En el final del período de penitencia de la Cuaresma, que comenzó el 5 de marzo con el Miércoles de Cenizas, las enormes campanas de la basílica repicaron en la mitad de la misa, justo mientras la lluvia caía sobre la capital italiana. Durante la misa el Sumo Pontífice continuó con la tradición de la vigilia pascual de bautizar a 10 personas, dos niños italianos y ocho adultos de entre 34 y 58 años de Italia, Bielorrusia, Senegal, El Líbano, Francia y Vietnam.

Los primeros en ser bautizados fueron los hermanos italianos Giorgio y Jacopo Capezzuoli, de 8 y 10 años. "¿Quieren ser bautizados?", le preguntó a cada uno mientras sonreía.

En su homilía, el líder de los 1.200 millones de católicos apostólicos romanos del mundo recordó la historia bíblica sobre cómo la fe de los apóstoles fue sacudida después de la muerte de Jesús, pero fue confirmada por las mujeres que hallaron su tumba vacía después de su resurrección.

"Su fe fue totalmente sacudida, todo parecía haber terminado, todas sus certidumbres se habían derrumbado y sus esperanzas habían muerto. Pero ahora el mensaje de las mujeres, increíble como era, llegó a ellos como un rayo de luz en la oscuridad", recordó Francisco.

El pontífice de 77 años, quien lució vestimentas blancas, instó a los oyentes a redescubrir la dirección de sus vidas, de la misma manera que los apóstoles debieron volver a encontrar su fe. "¿La recuerdo?, ¿La he olvidado?, ¿He ido por caminos y senderos que me hicieron olvidarla?", preguntó. "Búsquenla. La encontrarán. El Señor está esperando", afirmó.

Hoy, el Papa Francisco liderará la misa del Domingo de Resurrección en la plaza de San Pedro y entregará su bendición y mensaje bianual "Urbi et Orbi".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario