Información Gral

El fabuloso reencuentro en Kenia entre el león Christian y sus dos viejos amigos

En 1969 el australiano John Rendall y su amigo Ace Berg adquirieron un cachorro de león en los almacenes de Harrods y luego lo instalaron en el sótano de una tienda de muebles llamada Sophistocat, situada en el barrio de Chelsea. Años más tarde, el felino fue trasladado a una reserva natural en Kenia, y luego de cinco años fue visitado por sus antiguos dueños, a quienes reconoció y jugó con ellos en la nueva morada de Kora.  Video: Christian, el león.

Martes 05 de Agosto de 2008

En 1969 el australiano John Rendall y su amigo Ace Berg adquirieron un cachorro de león en los almacenes de Harrods y luego lo instalaron en el sótano de una tienda de muebles llamada Sophistocat, situada en el barrio de Chelsea. Años más tarde, el felino fue trasladado a una reserva natural en Kenia, y luego de cinco años fue visitado por sus antiguos dueños, a quienes reconoció y jugó con ellos en la nueva morada de Kora.  Video: Christian, el león.

Todo comenzó como una curiosidad en la sección de animales exóticos dentro de una tienda londinense. Allí, entre direfentes mascotas, se encontraba un cachorro de león, que fue adquirido por dos amigos alucinados con el hermoso felino. Luego los instalaron en el sótano de una tienda de muebles y hasta se animaron a sacarlo a pasear por un sememterio de una capilla de Chelsea. En otras ocasiones, tampoco se privaron de llevar a comer al animal a un restaurante llamado Casserole y de bañarlo en las orillas del Canal de la Mancha.

Pero con el correr del tiempo, Christian, como llamaron al león, ya no era una pequeña mascota doméstica de casa sino que pesaba 84 kilos, había comenzado a crecer su melena y su espacio no era de lo más adecuado para jugar como sucede con otra clase de animales.

Entonces ambos amigos decidieron trasladar al animal a su habitat natural.  Así viajaron en un vuelo a Kenia para alojar a Christian en la reserva de Kora, cercana a la capital keniata de Nairobi, donde mantienen a resguardo a animales silvestres en peligro de extinción.

Cinco años más tarde, John Rendall y Ace Berg viajaron a Kenia con el objetivo de reecontrarse con su mascota y ver como evolucionaba en su ambiente natural de la sabana africana. Y aunque parezca una fábula, Christian -el león- logró reconocer a sus antiguos amos, a quienes se les arrojó cariñosamente como puede verse en el video.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario