Información Gral

El estadio olímpico construído por Adolf Hitler se prepara para las olimpíadas judías

Más de 2.000 atletas judíos de distintos países asistirán. Argentina tiene sus representantes en las competencias.

Lunes 27 de Julio de 2015

Casi ocho décadas después de los Juegos Olímpicos celebrados durante la Alemania nazi, el estadio olímpico de Berlín albergará a partir de hoy los Juegos Macabeos, conocidos como la "olimpiada judía", que se harán durante diez días.

Por primera vez en su historia, más de 2.000 atletas judíos de todo el mundo acudirán a las instalaciones del estadio olímpico berlinés, un monumento de piedra construido entre 1934 y 1936 para demostrar al mundo la "superioridad de la raza aria y la magnificencia del nazismo" y en el cual Hitler presidió los Juegos Olímpicos de 1936. Nunca antes los Juegos Macabeos se habían celebrado en el país responsable del Holocausto.

La inauguración de los Juegos Olímpicos de 1936 constituyó una de las mayores celebraciones vividas en la capital alemana. A pesar del carácter pacífico del evento, el dictador Adolf Hitler aprovechó la ocasión para intentar mostrar la superioridad de la raza aria.

Ahora, 79 años después, los atletas judíos disputarán a partir del lunes y hasta el próximo 5 de agosto la decimocuarta edición de sus juegos, que se celebran cada cuatro años desde 1932.

"Setenta años después de la liberación del nacionalsocialismo, es hora de mostrar a Europa y al mundo que la vida judía ha vuelto a florecer aquí de nuevo y que nos hemos convertido en una parte sólida y de confianza de la sociedad alemana", afirmó Alon Meyer, presidente de la sección alemana de los Juegos Macabeos.

La organización de esta cita deportiva surgió a principios del siglo XX, cuando una ola antisemita en el deporte europeo llevó a la comunidad judía a crear su propios eventos deportivos.

La elección del estadio olímpico de Berlín como sede de los Juegos Macabeos de 2015 tiene también un significado especial, ya que se prohibió a los judíos unirse a la delegación alemana en 1936.

La decisión no fue fácil. Varios miembros del comité organizador, en especial los de las generaciones mayores, se opusieron firmemente a esta designación argumentando que mientras haya supervivientes del Holocausto un evento así en Berlín es "impensable". "Al final ganó la generación más joven", explicó Meyer.

"Cuando vimos por primera vez el estadio olímpico como posible sede, la arquitectura nazi era bastante apabullante", reconoció Rebecca Kowalski, parte del comité organizador.

Reparos. "Puedo entender las reticencias de esta decisión, pero reconocimos la importancia simbólica de poder ondear las banderas Macabeas donde antes estaban las banderas nazis. Queremos mostrar que no tenemos miedo", agregó la mujer, de 32 años y miembro también del equipo de hockey alemán. Sin embargo, a pesar de que han pasado décadas desde el Holocausto, existe una gran preocupación respecto a la seguridad de los atletas judíos en Berlín.

"Es importante para Alemania enfrentarse al hecho de que el antisemitismo no es un cosa del pasado", declaró Jan Riebe, experto en antisemitismo y xenofobia de la Fundación Amadeu Antonio.

Una gran parte de los cinco millones de euros (5,4 millones de dólares) del presupuesto de la organización ha sido destinada a la seguridad.

El gobierno alemán ha desplegado a miles de policías en torno a las instalaciones olímpicas y al Hotel Estrel, donde se hospedan la mayoría de los atletas de más de 35 países. La policía alemana aseguró no tener por el momento ninguna amenaza concreta contra el evento.

"La situación de seguridad es algo familiar para nosotros", reconoció Oren Osterer, al frente del comité organizador. "Ha sido así durante siglos".

Y es que la presencia judía en eventos deportivos en Alemania no tiene un buen pasado. En 1972, durante los Juegos Olímpicos de Munich, 11 miembros de la delegación israelí fueron secuestrados y asesinados por un grupo radical de palestinos.

"Ciertamente no queremos que se repita lo del 72", afirmó Kowalski. "Si algo pasa sería una catástrofe para el gobierno alemán. Pero si transcurre sin problemas, el evento podría convertirse en un catalizador importante para el cambio", agregó.

Una delegación argentina estará en los juegos

A esta edición de los Juegos Macabeos asistirá la representación argentina nucleada en la Confederación Latinoamericana Macabi. "Mostramos con estos juegos es que Macabi es una organización global, y la Confederación Macabi Europea aprecia realmente la solidaridad y el apoyo de la Clam y los equipos que vienen de Latinoamérica, como Argentina y México. Esto mostrará al público que Macabi no es solo europeo, sino que es global y somos una institución que reúne a los judíos del mundo", dijo el presidente de Macabi Europa, Motti Tichauer.

La apertura del evento será singular, ya que actuará del rapero religioso norteamericano Matisyahu, y contará con discursos del presidente de Alemania, Joachim Gauck; el director del Consejo Central Judío, Josef Schuster, y del ministro de Justicia alemán, lo que, según Tichauer, representa "uno de los ejemplos más grandes del apoyo de las autoridades alemanas".

Por otra parte, el Comité organizacional y el Consejo Central de los Judíos en Alemania extendieron la invitación a las 85 comunidades judías del país para participar de la ceremonia de apertura, que será televisada. "Muchas comunidades judías vendrán a Berlín para participar de la ceremonia. No hay respuesta negativa, todos están muy emocionados. Tenemos apoyo de todos lados, de los políticos de Alemania, del público judío, políticos judíos", expresó.

Respecto a los temores por la seguridad y los posibles ataques antisemitas que un evento de estas magnitudes pudiera llegar a sufrir, Tichauer explicó que han estado trabajando con la policía federal, regional y metropolitana durante más de un año para asegurar las instalaciones. "La seguridad va a ser muy ajustada y esperamos que todo salga bien. No hay 100 por ciento de certeza, pero haremos todo lo posible para asegurar a todos los participantes del evento", indicó.

Los Juegos Macabeos está reservado a atletas judíos y son similares similar a los Juegos Olímpicos, que se desarrollan cada cuatro años bajo el auspicio de la Federación Macabi . Aunque se dirige en especial a atletas judíos, árabes israelíes también pueden participar de esas olimpiadas.

Medallistas olímpicos y campeones mundiales han participado en esos juegos, tales como Mark Spitz, Lenny Krayzelburg, Marilyn Ramenofsky y Jason Lezak (natación); Mitch Gaylord, Abie Grossfeld, y Agnes Keleti (gimnasia); Nat Holman y Dolph Schayes (baloncesto); Carina Benninga (hockey); Lillian Copeland, Gerald Ashworth, y Gary Gubner (atletismo); Angela Buxton, Brad Gilbert, Julie Heldman, Allen Fox, Nicolás Massú, y Dick Savitt (tenis); Angelica Rozeanu (tenis de mesa); Sergei Charikov y Vadim Gutzeit (esgrima); Isaac Berger y Frank Spellman (halterofilia); y Fred Oberlander y Henry Wittenberg (lucha), entre otros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario