informacion general

EEUU despide a Floyd con un emotivo funeral en la ciudad de Minneapolis

La familia y figuras de la comunidad afroamericana dijeron que desde hace 400 años sufren la violencia del racismo institucionalizado.

Viernes 05 de Junio de 2020

Familiares y allegados despidieron en un funeral en Minneapolis a George Floyd, el afroamericano cuyo asesinato por un policía blanco se convirtió en un histórico grito de protesta contra el racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos. Mientras, un juez imputó de asesinato también a otros tres policías que acompañaban al autor del homicidio de Floyd, un policía blanco que le apoyó la rodilla en el cuello durante casi nueve minutos y le provocó la muerte.

El primero de los tres eventos previstos para homenajear la memoria de Floyd, de 46 años y padre de una niña de seis, se desarrolló en un anfiteatro de la Universidad North Central de Minneapoluis, con un servicio religioso en el que intervino el famoso reverendo Al Sharpton, veterano líder de la lucha por los derechos civiles de los años 60. Sharpton dijo que por más de 400 años los afroamericanos fueron marginados en Estados Unidos porque el país "continúa poniéndoles una rodilla en su cuello", en referencia al método que causó la muerte de Floyd. "Lo que le pasó a Floyd sucede cada día en este país, en la educación, en los servicios de salud, y en cada área de la vida norteamericana. Es tiempo de que nos levantemos en nombre de George y pidamos que saquen sus rodillas de nuestros cuellos", instó el reverendo, en un discurso que fue televisado, como toda la ceremonia fúnebre. Para Sharpton, este servicio conmemorativo no fue un "funeral normal" porque Floyd "no debería estar entre los fallecidos", pero recalcó que es algo "demasiado común".

La autopsia diagnoticó que Floyd sufrió un ataque cardíaco mientras estaba inmovilizado por los agentes y clasificó su muerte, ocurrida el lunes 25 de mayo, como homicidio. El informe consignó además que Floyd había dado positivo al test de Covid-19 en abril pasado y tuvo un cuadro asintomático. No queda claro por qué andaba por la calle cuando fue asesinado si era positivo. A esto se refirió el abogado de la familia, Ben Crump. "No fue la pandemia de coronavirus la que mató a George Floyd. Fue la otra pandemia con la que estamos tan familiarizados en EEUU, la pandemia del racismo y la discriminación la que mató a George Floyd", dijo Crump.

Uno de los hermanos de Floyd, Philonise, se mostró emocionado por cómo George había "llegado a tantos corazones" y dijo que el público presente era testimonio de ello. "Todos quieren justicia, queremos justicia para George. La va a tener, la va a tener", señaló. Durante la ceremonia, los asistentes mantuvieron 8 minutos y 46 segundos de silencio para honrar la memoria de Floyd, la misma cantidad de tiempo que tardó el policía de Minneapolis Derek Chauvin en darle muerte al presionar con su rodilla sobre su cuello. Tres colegas lo cubrían e impedían que la gente auxiliara a Floyd. Todo el episodio fue grabado. Ayer, el fiscal Keith Ellison agravó los cargos contra Chauvin a "asesinato en segundo grado", con una pena de hasta 40 años de prisión, e imputó por incitación y complicidad con un homicidio en segundo grado a los otros tres policías que participaron del arresto de Floyd.

Muchas de las protestas fueron extremadamente violentas e incluyeron incendios y saqueos. Los gobernadores de los estados afectados tuvieron que movilizar a la Guardia Nacional y más de 10.000 personas fueron arrestadas. No obstante, en muchas ciudades parece haber pasado el punto máximo de las protestas, lo que motivó a los alcaldes de Washington DC, Los Angeles y San Francisco a levantar sus toques de queda, que de todos modos siguen rigiendo en una veintena de ciudades estadounidenses. Más de una decena de personas murieron durante las protestas. Todas están bajo investigación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario