Información Gral

Disputas por la reserva del Acuífero Guaraní

Los expertos indican que el planeta Tierra está integrado en un 78 por ciento por agua. De ese total, sólo el 3 por ciento es potable. Y el 1,1 por ciento de esa cifra está ubicado entre la Argentina y Paraguay.

Viernes 11 de Enero de 2008

Los expertos indican que el planeta Tierra está integrado en un 78 por ciento por agua. De ese total, sólo el 3 por ciento es potable. Y el 1,1 por ciento de esa cifra está ubicado entre la Argentina y Paraguay.

  La región es codiciada porque entre las cuencas de los ríos Paraná, Uruguay y Paraguay, el Acuífero Guaraní tiene una superficie aproximada de 1.194.000 kilómetros cuadrados. El 70 por ciento le corresponde a Brasil, el 19 a Argentina, el 6 a Paraguay y el 5 restante a Uruguay.

 La dura disputa se produce entre quienes creen que el agua debe ser considerada un commodity o bien comerciable, como la soja y el petróleo, y quienes expresan que es un bien social relacionado con el derecho a la vida.

  El acuífero puede abastecer durante 200 años a la actual población mundial, pero corre el riesgo de que aumente su salinidad y que se degrade su composición química hasta perder potabilidad y la presión natural que la hace surgir desde el subsuelo.

  Los hidrogeólogos remarcan que antes de mitad de este siglo será un lujo gastar 150 litros de agua en un baño de inmersión.

Medidas urgentes. Pero también advierten que, sin urgentes medidas ambientales, el acuífero puede estar condenado a ser explotado por intereses. El titular de la cátedra de Hidrogeología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Miguel Auge, advirtió que "resulta urgente frenar la explotación masiva e intensiva del acuífero", inclusive para baños curativos.

  En general posee presión de surgencia, de manera que realizada una perforación, cuando se alcanza la profundidad del acuífero el agua se eleva naturalmente y en muchos casos emerge sobre el nivel del suelo. El agua subterránea del Sistema Guaraní se aloja en formaciones geológicas antiguas correspondientes a los períodos Triásico, Jurásico y Cretácico Inferior, y esas rocas tienen edades entre los 200 a 132 millones de años.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario