Información Gral

"Dinosaurios: gigantes argentinos", 10 mil personas ya la visitaron en Alemania

Según las propias autoridades del Centro de Exposiciones de Lokschuppen, es un récord de asistencia. Con el apoyo institucional de la cancillería argentina, esta es la mayor exhibición de fósiles argentinos, integrada por 22 esqueletos, huevos, embriones y piezas óseas individuales. Todas las piezas fueron buscadas, halladas y estudiadas por científicos argentinos.

Lunes 11 de Mayo de 2009

“Es un recórd de visitantes” señalaron las autoridades del Centro de Exposiciones de Lokschuppen, en la ciudad de Rosenheim (Baviera, sur de Alemania), quienes en su gacetilla oficial anunciaron que en seis días unas 10 mil personas ya visitaron la megamuestra “Dinosaurios: gigantes argentinos", que cuenta con el apoyo institucional de la cancillería argentina y será exhibida hasta el 25 de octubre de 2009, cuando se trasladará al museo Senkenberg, de Frankfurt. Allí, será una de las actividades destacadas en el marco de la Feria del Libro de esa ciudad alemana, donde la Argentina es invitada de honor, y está previsto que después siga su rumbo por Italia, España y Austria.

Esta gran muestra itinerante no tiene antecedentes por su magnitud: es la mayor exhibición de fósiles argentinos y está integrada por 22 esqueletos completos -entre originales y réplicas- de las especies que habitaron el país, e incluye huevos, embriones y piezas óseas individuales. Tardó cuatro años en montarse y requirió del trabajo conjunto de 7 museos de ciencias naturales de todo el país, coordinados por el Conicet. Se presentó este año en nuestro país en el Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia.

La vasta colección incluye el Argentinosaurus, el animal terrestre más grande del que se tenga noticia, un herbívoro que llegó a pesar más de 80 toneladas y medir 40 metros. Otra de sus innovaciones es la técnica de presentación, ya que los esqueletos se emplazan de tal forma que adoptan una actitud muy dinámica y casi no tienen sostén a la vista. Se tata de una sofisticada tarea de curación de la muestra (circuito de visita, iluminación, material explicativo y 4 videos de última generación, incluyendo un microcine interactivo con los visitantes). La curación estuvo a cargo del arquitecto argentino Gustavo Vilariño.

“Se trata de una muestra excepcional que nos permite resaltar el tesoro paleontológico existente en la Argentina y su importancia mundial. Se logra apreciar claramente a través de ella el trabajo extraordinario de expertos argentinos, cuyos descubrimientos se encuentran entre los más sorprendentes a nivel mundial” destacó el canciller Jorge Taiana, a la vez que subrayó “el esfuerzo organizativo que fue necesario para lograr esta gira”.

Todas las piezas fueron buscadas, halladas y estudiadas por argentinos, y reconstruyen los períodos Triásico, Jurásico y Cretácico de la era Mesozoica. Incluye también el dinosaurio más pequeño y el más antiguo, herbívoros y carnívoros, especies recién descubiertas y nunca antes exhibidas, entre otras piezas únicas que deslumbran a la comunidad científica mundial. La muestra recorre el proceso evolutivo de estas especies en una cronología que comienza con ejemplares como el Eoraptor lunensis (de hace unos 235 millones de años) y llegará a otros como el Carnotaurus sastre (de unos 70 millones de años de antigüedad).

Así, se ofrece una visión general sobre toda la etapa de los dinosaurios, desde sus inicios hace 230 millones de años hasta su término hace 65 millones de años y se incluyen numerosas imágenes de las zonas de los hallazgos en Argentina. “Dinosaurios: gigantes argentinos" lleva material inédito, por ejemplo el Panphagia, un herbívoro descubierto este año.

Por otra parte, hay que destacar que el Lokschuppen es un espacio de exhibición de Rosenheim (Baviera), que es muy selectivo a la hora de disponer de sus instalaciones y sólo expone muestras de primer nivel. Para esta mega exhibición argentina se destinaron 2000 metros cuadrados. Sólo el Argentinosaurus huinculensis -el más grande que se conoce- implicó el armado de una nueva sala ya que se trata de un esqueleto de entre 8 y 9 metros de altura, y 38 de largo.

Esta megamuestra fue declarada de interés nacional, gracias al decisivo aporte del Conicet y del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia (Buenos Aires), Museo de Ciencias Naturales de La Plata (La Plata), Museo Paleontológico Egidio Feruglio (Trelew), Museo Carmen Funes (Plaza Huincul), Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de San Juan (San Juan), Museo Municipal de Lamarque (Lamarque), y del Museo Ernesto Bachmann (El Chocón).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario