Información Gral

Caso Maddie: los padres serán sobreseídos por las autoridades portuguesas

Los médicos británicos Kate y Gerry McCann, padres de Madeleine, la niña que desapareció misteriosamente el 3 de mayo de 2007 en el sur de Portugal, serán sobreseídos mañana por las autoridades portuguesas tras haber sido sospechosos formales de lo ocurrido a su hija de 4 años, de la que nada se sabe desde entonces.

Domingo 20 de Julio de 2008

Londres.- Los médicos británicos Kate y Gerry McCann, padres de Madeleine, la niña que desapareció misteriosamente el 3 de mayo de 2007 en el sur de Portugal, serán sobreseídos mañana por las autoridades portuguesas tras haber sido sospechosos formales de lo ocurrido a su hija de 4 años, de la que nada se sabe desde entonces.

El sobreseimiento de los McCann fue anunciado hoy por el fiscal general de Portugal, Fernando José Pinto Monteiro. Según la prensa británica, la Fiscalía y la Policía Judiciaria portuguesa se vieron forzados a admitir que no cuentan con evidencia suficiente para acusarlos por la desaparición de su hija.

A 14 meses desde que Madeleine fue vista por última vez por sus padres, ambos de 40 años, dejarán de ser sospechosos formales del caso, consigna un despacho de la agencia italiana de noticias Ansa.

La prensa local explicó que la causa será “archivada” por la Policía, aunque periódicamente podría ser revisada o reabierta en caso que aparezcan nuevas evidencias.

Los McCann planean autorizar a un grupo de detectives privados para que continúen con la búsqueda de Maddie, desaparecida la noche del 3 de mayo de 2007 de su habitación del hotel Ocean Club, en Praia da Luz, una localidad turística del Algarve portugués.

El ex jefe policial a cargo de la investigación, el portugués Gonalo Amaral, publicará esta semana un libro con “explosivas revelaciones” sobre el caso. Según adelantó hoy el diario dominical inglés The Observer, el  libro, bajo el título “Verdaderas Mentiras”, será presentado este jueves en Lisboa en una conferencia de prensa.

En su obra Amaral acusa a la Policía británica de entrometerse en la investigación policial y de ser influenciados por los padres de la niña. El ex jefe policial, que fue separado del caso en octubre pasado tras criticar a la Policía británica, sostiene en su libro que Madeleine “está muerta”.  (Télam).-

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario