Información Gral

Brutal agresión de barras racistas a canallas de Cataluña en partido regional

Un equipo que los Boixos Nois, la barrabrava del Barcelona, tienen en la Tercera Regional Catalana provocó ayer un grave altercado al enfrentarse a otro de la categoría formado por hinchas canallas argentinos. Los jugadores de Rosario Central de Cataluña recibieron una paliza de skinheads y diez acabaron en el hospital, el más grave, con puntos de sutura por toda la cabeza y con la oreja casi desprendida, podría perder audición. El árbitro peruano fue insultado y se escondió hasta la llegada de la policía. ► Comunicado del Club Atlético Rosario Central de Catalunya. ► Condena de la embajada argentina. ► Indignación del alcalde de Barcelona. ► Video: Himno de Central Catalunya y su historia.

Miércoles 14 de Enero de 2009

Barcelona.- Un equipo que los Boixos Nois, la barrabrava del Barcelona, tienen en la Tercera Regional Catalana provocó ayer un grave altercado al enfrentarse a otro de la categoría formado por hinchas canallas argentinos. Según la noticia dada por la Cadena Ser y reproducida por ABC, el Club Atlético Rosario Central de Cataluña es un equipo de argentinos y Bada Bing uno formado por miembros reconocidos de los Boixos Nois, que ya fue expulsado de la Liga en 2006 cuando se llamaban Lope de Vega. Se cambiaron de nombre y siguen jugando aunque este año ya les han suspendido cuatro partidos de 14 que tenían que jugar.

Durante este partido, en la grada había otros 30 o 40 skinheads, algo que sucede cada vez que el Bada Bing se enfrenta a un equipo donde jueguen extranjeros. Es por eso que durante toda la semana los de Rosario Central pidieron protección policial a la Federación Catalana y a lo largo del partido llamaron tres veces a los Mossos(la policía local). No fue nadie y hasta después del incidente no apareció una patrulla de la Guardia Urbana, que llegó a enfrentarse a los Boixos sin que hubiese detención alguna.

Los hechos se precipitaron en el minuto 20 de la segunda parte y Rosario Central ganaba 3-1 a Bada Bing. Dos jugadores de Rosario, hartos de insultos y patadas, amagaron con irse del campo. Entonces, todo el equipo de Bada Bing empezó a agredirles mientras que los de la grada se fueron a los coches a por bates de béisbol. Les dieron una paliza y diez acabaron en el hospital: uno con los dientes rotos, otro con la cara partida por varios sitios y el más grave, que ha pasado la noche en el Hospital del Mar aunque ya le han dado de alta, con puntos de sutura por toda la cabeza y con la oreja casi desprendida (le han dado 12 puntos de sutura y le harán pruebas pues creen que ha perdido audición).

El árbitro, que era peruano, fue insultado durante todo el partido, por lo que se encerró bajo llave en el vestuario en cuanto empezaron los problemas y no salió hasta que llegó la Guardia Urbana. Un amigo suyo grabó la paliza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario