..

El Rabón, un pueblo que se quedó sin cementerio

En una situación inédita el paraje santafesino ubicado a 621 kilómetros al noroeste de Rosario, fundado hace casi 128 años por la empresa británica La Forestal se quedó sin lugar para enterrar a sus muertos porque la empresa dueña de los terrenos cerró con candado las puertas del camposanto.

Miércoles 04 de Mayo de 2011

Unos 15 kilómetros más al norte de Las Toscas, en el departamento general Obligado, donde la provincia de Santa Fe fue alguna vez un gigantesco quebrachal arrasado y hoy más menguado aún a fuerza de algodonal, caña de azúcar y soja, está El Rabón, un lugar donde literalmente y en los últimos tiempos, la gente no tiene donde caerse muerta.

En una situación inédita, y a punto de cumplir 128 años, El Rabón, un paraje fundado por la empresa británica La Forestal y que pasó a ser comuna el 17 de octubre de 1964, se quedó sin cementerio para enterrar a sus muertos porque la empresa dueña de los terrenos en los que se asienta el poblado cerró con candado las puertas del lugar y prohibió a los lugareños que continuaran enterrando allí a sus muertos, aunque, eso sí, permite que pasen a visitar las tumbas existentes.

Cerrado. El pueblo, con una población que no supera las 2.000 personas, se ubica en el cruce de la ruta nacional 11 y el camino que lleva a Paranacito. Viene luego Colonia Hardy, la localidad de Florencia y la línea imaginaria del paralelo 28, que marca el límite provincial con el Chaco, y en él parece cumplirse para algunos lo del poeta santiagueño Julio Argentino Jerez, cuando en su chacarera "Añoranzas" rezaba "tal vez en el camposanto no haya lugar para mí".

La inusual situación pudo trascender nivel informativo nacional a raíz de un trágico accidente carretero ocurrido el pasado viernes por la tarde en la ruta nacional 11, en jurisdicción de la cercana localidad chaqueña de Basail, hecho en el que murieron los cuatro miembros de una familia de trabajadores rurales oriunda de El Rabón y cuyos restos debieron ser depositados en el cementerio de Florencia porque los dueños de la estancia donde está enclavada la necrópolis local en las afueras del pueblo no permiten más inhumaciones en dicho lugar.

Nuevos dueños. Los antiguos dueños de la estancia y propietarios de dos ingenios azucareros habían cedido los terrenos sin que medie documento alguno, verbalmente pero los dueños actuales de esta explotación de aproximadamente 8.000 hectáreas han cambiado de parecer.

Marcelo Vallejos, secretario comunal de El Rabón, explicó que los lugareños ahora deben "trasladarse 20 kilómetros, hasta la vecina Florencia, para enterrar a sus muertos", y otro inconveniente que se presenta es que no existe ninguna constancia de que las tierras en cuestión hayan pasado a manos de la comuna. El Rabón se ha quedado sin cementerio.

"Nos dijeron que los muertos están ahí y que se puede ir a visitarlos, pero no se pueden enterrar más a nadie. Por lo tanto, la comuna está buscando medios para contar con un terreno para enterrar a los fallecidos", expresó Vallejos.

De palabra.Ante una consulta sobre si el carácter de la donación original fue "verbal" o existe algún documento en el que conste la cesión de derechos, Vallejos señaló: "No hay nada escrito; fue cedido de palabra por los dueños anteriores y no había problemas. Hasta que llegó esta gente y decidió poner candado a la puerta", indicó.

El secretario comunal indicó, en referencia a las posibilidades de reubicar el cementerio que "eso se está viendo. Estamos tratando de conseguir algún otro terreno, ya que la comuna no está en condiciones de adquirir uno, porque inclusive hasta debió correr con los gastos del sepelio de los accidentados en Basail por tratarse de una familia sin recursos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario