El Mundo

Un joven como cualquier otro

Martes 22 de Agosto de 2017

De jeans, remera a rayas y zapatillas, Younes Abouyaaqoub tenía el aspecto de cualquier joven de su edad. El de un joven marroquí de 22 años afincado en la catalana de Ripoll, que jugaba al fútbol e iba a la mezquita. Nada hizo sospechar a su familia que junto a otros jóvenes preparaba atentados de gran alcance en España. Nació en 1995 en Mrirt, interior de Marruecos. En Ripoll hizo la secundaria. Como su madre, sus abuelos en Marruecos no podían creer que fuera un terrorista y pidieron perdón. La última vez que vieron a su nieto, el pasado marzo, éste llegó a Mrirt en moto. Como cualquier joven de 22 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario