El Mundo

Trump y Kim viajan a Hanoi para su segunda cumbre

El estadounidense partió en avión; su contraparte en un tren blindado que debe recorrer 4.500 km. Mañana deben reunirse en la capital de Vietnam.

Martes 26 de Febrero de 2019

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, viajaban hacia la capital vietnamita, Hanoi, para su segunda cumbre en ocho meses, en busca de avances en la desnuclearización norcoreana, mientras cobra fuerza la posibilidad de un acuerdo que termine con décadas de enemistad. Se encontrarán en la capital vietnamita mañana. La clave es que Norcorea acepte eliminar su arsenal nuclear, factor que ha creado tensión en toda la región, más allá de la Península Coreana. El régimen comunista norcoreano posee misiles de gran alcance y el arma nuclear desde 2006.

Poco antes de su partida desde la Casa Blanca, un optimista Trump dijo que esperaba una "cumbre tremenda" e insistió en que quería la "desnuclearización" de Corea del Norte. "Con una desnuclearización completa, Corea del Norte se convertirá rápidamente en una potencia económica. Sin ella, sólo más de lo mismo", dijo en un tuit. Kim, por su parte, se encontraba rumbo a Hanoi en un tren blindado y con itinerario secreto. Puede parecer extraño, pero la de usar trenes blindados en lugar de aviones es una "tradición familiar" de la dinastía comunista norcoreana que domina a la empobrecida nación desde 1953.

El tren, que partió de la capital norcoreana y deberá recorrer más de 4.500 kilómetros, atravesó por la noche el puente que une Corea del Norte con la ciudad china de Dandong y ya se encuentra en China, informó ayer el diario estatal China Daily. Se espera que este segundo encuentro potencie el diálogo iniciado en su primera cumbre de Singapur, en junio pasado, en la que ambos países acordaron "trabajar para la desnuclearización de la península coreana", al tiempo que Washington se comprometía a ofrecer "garantías de seguridad" para la supervivencia del régimen comunista de Kim.

Pero la evidente falta de una "hoja de ruta" impidió hasta ahora avances consistentes, y por esto la Casa Blanca ha insistido en los últimos días en que durante la nueva cita se intentará acordar una "definición compartida" con Kim sobre lo que implica el término "desnuclearización". Las autoridades chinas desplegaron un fuerte dispositivo de seguridad en el puente que conecta los dos países, incluyendo la evacuación de residentes y visitantes, así como la cancelación de reservas de hoteles desde el viernes. La cadena china CCTV emitió también imágenes de un tren verde oliva, muy parecido al que solía usar en sus desplazamientos el padre del actual líder norcoreano, Kim Jong-Il.

Ayer, Trump volvió a elogiar a Kim —con quien hasta hace poco tiempo intercambiaba sólo agravios y amenazas— y aseguró que si se deshace de sus armas nucleares puede convertir a su nación "en una de las grandes potencias económicas del mundo".

Ambos cenarán mañana en la capital vietnamita, posiblemente en la Opera de Hanoi, ya que un funcionario norcoreano de alto rango visitó recientemente el recinto en compañía de funcionarios estadounidenses, según informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

También aumentaron las versiones sobre la posibilidad de que ambos países logren algún tipo de acuerdo político para poner fin formalmente a la Guerra de Corea (1950-1953), después de que el gobierno surcoreano sugiriera desde Seúl dicha posibilidad.

El conflicto entre las Coreas terminó en 1953 con un armisticio que debía ser reemplazado por un tratado de paz formal, pero ambas partes se asentaron cada vez más en las hostilidades de la Guerra Fría marcadas por ocasionales brotes de violencia. Hoy la frontera intercoreana es una zona "desmilitarizada" de las más peligrosas y calientes del mundo. Una doble alambrada tachonada de puestos de vigilancia con soldados armados hasta los dientes separa a las dos naciones hermanas pero a la vez enemigas.

"Creo que Estados Unidos y Corea del Norte podrían alcanzar un acuerdo para declarar el final de la guerra en alguna medida" explicó el portavoz de la oficina presidencial surcoreana, Kim Eui-kyeom.

En estas décadas, Corea del Sur logró un desarrollo económico envidiable, mientras Corea del Norte sufre hambrunas y penurias extremas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});