El Mundo

Obama: la recesión es real y está en todas partes, pero la superaremos

Washington. — En un esperado primer discurso ante el Congreso en pleno, el presidente Barack Obama le dijo a los Estados Unidos que la "hora de la verdad ha llegado", después de años de derroches, de malas y pocas regulaciones financieras y aventurerismo en Wall Street. Al importante acto institucional asistieron, además de senadores...

Miércoles 25 de Febrero de 2009

Washington. — En un esperado primer discurso ante el Congreso en pleno, el presidente Barack Obama le dijo a los Estados Unidos que la "hora de la verdad ha llegado", después de años de derroches, de malas y pocas regulaciones financieras y aventurerismo en Wall Street. Al importante acto institucional asistieron, además de senadores y representantes, todo el gabinete y miembros de la Corte Suprema. Este tipo de discursos es una tradición desde 1790, cuando George Washington dio el primero. La ceremonia de anoche estuvo tachonada de aplausos y momentos emotivos, como cuando fue ovacionado el piloto Chesley Sullenberger, quien salvó recientemente a su avión lleno de pasajeros al hacerlo acuatizar en Nueva York.

Después de ser presentado por la titular de la Cámara baja, Nancy Pelosi, el joven mandatario inició una evaluación severa de la década anterior, dominada por los ocho años de presidencia de George W. Bush. La situación económica "es la preocupación con la que se levantan y se desvelan los estadounidenses. La recesión es real y está en todas partes: pero quiero que todos los estadounidenses sepan que el país será reconstruido y emergerá más fuerte que antes". Caso contrario, dijo, se puede esperar una recesión de muchos años. "El gobierno no reemplaza a la empresa privada, sino que hace de catalizador de las oportunidades", afirmó en otro párrafo. Obama ratificó nuevamente sus dones de orador, pero tal vez hoy muchos se pregunten si fue el discurso de un presidente o todavía el de un candidato.

Alivio fiscal. Obama enumeró nuevamente sus planes de alivio fiscal para el 95 por ciento de los ciudadanos y también volvió a describir la crisis financiera y su efecto sobre la economía, así como las medidas que ya puso en la agenda gubernamental. Indicó que por mucho tiempo los estadounidenses no pensaron en el siguiente pago de su hipoteca, que "los políticos" permitieron que los excedentes de caja del Estado desaparecieran con generosas reducciones fiscales y que las regulaciones fueran desmanteladas para ayudar a las compañías a lograr ganancias rápidas.

De esta forma, Obama criticó tanto a los estadounidenses de a pie que compraron viviendas que no podían solventar, como a los bancos dispuestos a otorgarles préstamos que no podían pagar. El presidente agregó que es el momento de revivir a la economía y de construir los cimientos de una prosperidad duradera.

Fuga de empleos. En un terreno más concreto, el presidente de Estados Unidos se comprometió a eliminar las exenciones impositivas a las empresas que mudan empleos al exterior, la tan temida "deslocalización". "Restauraremos el sentido de justicia y balancearemos nuestro código impositivo para finalmente cesar las exenciones de impuestos a las compañías que envíen empleos al exterior", dijo Obama ante la sesión conjunta del Congreso.

Sobre Irak prometió: "eliminaremos los contratos sin licitación que han desperdiciado miles de millones de dólares en Irak, y reformaremos nuestro presupuesto de Defensa para que no paguemos por sistemas de armas de la época de la Guerra Fría que no utilizamos". Y agregó: "Estados Unidos no tortura". Hoy se verá qué impresión causó el discurso en los estadounidenses.

En su primer discurso ante el Congreso en pleno, culpó a la herencia recibida de Bush

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS