El Mundo

La cúpula del separatismo catalán seguirá en prisión pese a las elecciones

Lo decidió el Tribunal Constitucional, que igualmente dio la libertad condicional a seis dirigentes sobre diez. Se votará el 21 de diciembre

Martes 05 de Diciembre de 2017

La Justicia española mantuvo en prisión a cuatro dirigentes separatistas catalanes, a horas del inicio oficial de la campaña para las elecciones del 21 de diciembre. El Tribunal Supremo de Justicia sin embargo, liberó bajo fianza a seis ex ministros catalanes. En tanto, se mantiene prófugo en Bélgica el ex presidente catalán y también candidato, Carles Puigdemont.

El Tribunal Supremo, subrayando el "riesgo de reiteración delictiva", anunció que mantiene en la cárcel al ex vicepresidente Oriol Junqueras, al ex consejero (ministro) de Interior Joaquim Forn y a los jefes de las asociaciones secesionistas Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, y Omnium Cultural, Jordi Cuixart. En cambio, concedió la libertad bajo fianza de 100.000 euros a otros seis independentistas encarcelados, todos ellos ex ministros del Ejecutivo catalán cesado a fines de octubre, como el ex portavoz Jordi Turull o el ex responsable de Exteriores Raúl Romeva, que ayer salieron de la cárcel. Las fianzas fueron abonadas por la ANC, que también convocó manifestaciones por la noche en varios municipios catalanes para exigir la liberación del resto de presos.

"Esta decisión del Tribunal Supremo tiene un impacto directo en la campaña e impide que esta campaña electoral tenga todas las garantías democráticas", dijo Marta Rovira, número dos de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el partido liderado por Junqueras, cabeza de lista para las elecciones del 21 de diciembre. "Esta noche empezamos la campaña electoral con presos políticos", aseguró la directora de campaña de Puigdemont, Elsa Artadi.

La decisión fue anunciada el mismo día en que Puigdemont y otros cuatro ex integrantes de su gobierno comparecieron en Bruselas ante un juez, como parte del tramite de extradición de la Justicia española. El magistrado dará a conocer su decisión el 14 de diciembre, según los abogados. No obstante, en el caso de aceptarse la extradición, Puigdemont y sus cuatro ex consejeros podrían recurrir hasta en dos ocasiones en Bélgica, con lo que habría que esperar al menos a enero para la decisión definitiva. Según ellos, de ser extraditados correrían riesgo sus "derechos fundamentales", adujo en Bruselas Christophe Marchand, abogado defensor de los prófugos catalanes.

Los otros dirigentes ingresaron en prisión provisional el pasado 2 de noviembre, imputados de los delitos de rebelión (penado con hasta 30 años de cárcel), sedición y malversación. Los mismos cargos pesan sobre Puigdemont y sus ex consejeros Clara Ponsatí, Lluís Puig, Antoni Comín y Meritxell Serret. Se los acusa de haber alentado "un movimiento de insurrección activa", ignorando todas las decisiones de la Justicia, entre ellas la prohibición del referendo ilegal del 1º de octubre.

Los comicios fueron excepcionalmente convocados por el gobierno español, que el 27 de octubre intervino Cataluña y cesó en su totalidad al Ejecutivo de Puigdemont y disolvió el Parlamento regional después de que ésta declarara unilateralmente la independencia.

Los partidos separatistas acuden a la competencia muy desgastados, con una sociedad que teme las consecuencias graves que tendría para la economía catalana un nuevo gobierno separatista. Después de la aventura de Puigdemont, ha cundido la desconfianza en un grupo de partidos que al plantear la independencia contra viento y marea terminaron chocando contra la realidad y produciendo un indubable daño a la economía catalana y a sus instituciones.

De los 13 miembros del gobierno catalán cesado, doce concurren en las listas, pero sólo cinco podrán hacer campaña sobre el terreno. Junqueras no podrá participar como cabeza de lista de ERC, un partido secesionista que espera imponerse en los comicios, y la campaña estará dirigida por su número dos Marta Rovira.

Los resultados se anuncian muy ajustados (ver aparte) pero con un claro retroceso de los separatistas respecto de su amplio triunfo en las elecciones de 2015. La unidad en el secesionismo, que había permitido sacar adelante el referéndum ilegal del 1 de octubre, saltó por los aires por los cruces internos sobre la gestión de la declaración de independencia.La suma de las candidaturas que encabezan Puigdemont y Junqueras solo lograría 58 escaños. El bloque constitucionalista sumaría 59 o 60 escaños. Ciudadanos actualmente tiene 25 escaños y lograría añadir siete. La cuarta posición sería para el socialismo (21) seguido de Catalunya en Comú-Podem (9). La participación, un dato fundamental, podría rozar el 90 por ciento, según el sondeo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});