El Mundo

Islas artificiales de China aumentan la tensión territorial en el Pacífico

Los chinos quieren posesionarse de un archipiélago reclamado por otras cinco naciones. Pekín retiró artillería ante la queja de Estados Unidos.

Sábado 30 de Mayo de 2015

China desplegó dos piezas de artillería en una de sus islas artificiales en el disputado Mar Meridional, aunque las retiró posteriormente, según funcionarios estadounidenses de Defensa. El episodio marca un nuevo paso en la creciente escalada de tensión entre China, sus vecinos asiáticos y Estados Unidos por la actitud expansivas que ha tomado Pekín en las disputadas islas de la zona. China mantiene contenciosos con Filipinas, Vietnam, Malasia y Taiwán, entre otras naciones del Pacífico, por el archipiélago de las islas Sptratly, adonde desde inicios de año construyó 800 hectáreas de islas artificiales.

Las armas pesadas que desplegó China en una isla artificial en la zona en litigio "no supusieron una amenaza de seguridad", dijo EEUU, pero su ubicación en un área territorial reclamada por Vietnam aumenta las preocupaciones de Washington y de los gobiernos de la región respecto del permanente avance de China, que ha lanzado en los últimos años un ambicioso proyecto de construcción de islas artificiales con evidentes objetivos militares.

Las dos piezas de artillería motorizada fueron vistas hace un mes en una isla artificial cerca del archipiélago de las islas Spratly, aseguró a la agencia francesa AFP un funcionario de defensa estadounidense que habló bajo anonimato y que citó imágenes aéreas y satelitales.

Primera vez. Es la primera vez que China ha sido acusada públicamente de desplegar artillería en sus islas artificiales en la zona en conflicto. "Podemos confirmar que hemos identificado algunas armas en una de estas disputadas islas chinas", declaró el coronel Steven Warren, portavoz del Pentágono. "La militarización de esas islas es algo a lo que nos oponemos", agregó el militar.

China y Estados Unidos han estado subiendo el tono de sus diferencias sobre la tensión territorial en el Mar Meridional, donde Pekín ha construido en 2015 islas que ocupan unas 800 hectáreas según estimaciones estadounidenses. Washington ha insistido en que las áreas reclamadas por Pekín son aguas y espacio aéreo internacionales, y ha enviado aviones de vigilancia militar y buques de guerra. Las islas Spratly, la más grande de las cuales tiene 1,3 kilómetros de longitud, son reivindicadas simultáneamente y total o parcialmente por: China, Vietnam, Filipinas, Brunei, Taiwán, y Malasia.

El miércoles, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter, exigió que China detenga la construcción de islas artificiales en el Mar Meridional, exigiendo a todos los participantes dejar de militarizar la disputa y encontrar una solución pacífica. Carter señaló que los esfuerzos chinos por construir islas están "fuera de sintonía" con el consenso regional y que los portaaviones y barcos de guerra estadounidenses continuarían operando en el área, como lo permiten las leyes internacionales. Washington envió una flota a marcar presencia ante el activismo chino y la manifiesta debilidad militar de los oponentes regionales. "Las acciones de China están uniendo a los países de la región de nuevas maneras", agregó Carter en una ceremonia militar en Hawai. "Están pidiendo que se incremente el compromiso americano en Asia-Pacífico.Vamos a dárselo". Las declaraciones de Carter en Pearl Harbour, llegaron una semana después de que la marina de Estados Unidos enviase un avión de reconocimiento con una cámara, para filmar la construcción de islas de China en la zona del archipiélago Spratly. Como parte de esas nuevas relaciones que citó Carter, Filipinas y Vietnam, antiguos adversarios, compartieron actividades deportivas de sus respectivas marinas en una de las islas Spratly. El mensaje enviado a Pekín fue muy claro.

Y en Pekín el ministro de Exteriores respondió que Estados Unidos tienen "dobles estándares". "Quiero señalar que los Estados Unidos han guardado un silencio selectivo cuando algunos países han ocupado islas y arrecifes de China, pero han realizado comentarios irresponsables sobre actividades de construcción (de China) que son legales, justas y razonables en el ámbito de la soberanía china", añadió una portavoz del ministro. Estados Unidos denuncia que China ha añadido 800 hectáreas artificiales a cinco puestos militares en las Spratly desde el comienzo de este año. El secretario de Defensa estadounidense también dijo en Hawaii que "con sus acciones en el Mar Meridional, China está fuera de sintonía con normas internacionales que subrayan la arquitectura de seguridad" de la región.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS