El Mundo

El impeachment contra Trump pasó al Senado

Es el paso decisivo para dar inicio propiamente dicho al juicio político. Dudas sobre los testigos y ausencia del presidente de la Corte Suprema

Lunes 25 de Enero de 2021

Los legisladores demócratas responsables de llevar adelante el juicio politico o "impeachment" del ex presidente Donald Trump en en la Cámara de Representantes dieron este lunes por la noche el disparo de salida al que ya es segundo juicio político del ex mandatario, después de que atravesaran solemnemente el Capitolio y leyeran en el pleno del Senado la acusación contra Trump, el primer presidente de la historia en ser sometido a un impeachment dos veces.

Reseña la CNN que los contornos del juicio de Trump en el Senado están empezando a tomar forma a medida que los elementos ceremoniales se ponen en marcha, con el demócrata más antiguo del Senado que presidirá el juicio y los demócratas todavía sopesando si presentar testigos durante los procedimientos, que podrían ocupar una parte de febrero.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, no presidirá como lo hizo en el primer juicio de destitución de Trump hace un año, según fuentes familiarizadas con el asunto. En su lugar, se espera que presida el senador Patrick Leahy, presidente pro tempore del Senado. La Constitución indica que el presidente del Tribunal Supremo preside cuando la persona que se enfrenta al juicio es el actual presidente de los Estados Unidos, pero los senadores presiden en otros casos.

A medida que avanza el cuarto juicio de destitución de un presidente por parte del Senado en la historia de EEUU, todavía hay dos grandes preguntas que se ciernen sobre el caso: si los acusadores, o sea, los demócratas, buscarán testigos y cuánto tiempo durará el juicio. Las respuestas a ambas cuestiones aún no se conocen, según múltiples fuentes familiarizadas con el asunto.

Pero si los responsables del impeachment en la Cámara de Representantes buscan testigos, y quieren que los posibles testigos cooperen, no deben luchar en los tribunales por el denominado privilegio ejecutivo, un inconveniente que obstaculizó los esfuerzos demócratas para lograr testigos la primera vez, el año pasado.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, no respondió este lunes si estaba abierto a que los testigos comparecieran como parte del juicio político, y dijo que "con suerte" los demócratas podrían negociar con el líder republicano Mitch McConnell los procedimientos. "Veremos qué sucede. Todavía no sabemos cuáles son las peticiones de ninguna de las partes, de los gestores o de la defensa", dijo el demócrata neoyorquino. No parece una declaración muy entusiasta.

Tal vez, el freno que el presidente Joe Biden puso al proceso, al priorizar que el Senado se dedique por ahora a aprobar a sus funcionarios, haya enfríado los ánimos de Schumer. Esto llevó a que en el mismo día 22 de enero, en que Schumer y su par de la Cámara baja, Nancy Pelosi, anunciaban que no habría postergaciones como pedían los republicanos del Senado, debieran tragarse sus declaraciones y admitir que el juicio político, que ingresó este lunes 25, deberá esperar al menos hasta el 8/9 de febrero para subir a los estrados del Senado.

Es así que el juicio en sí comenzará la semana del 8 de febrero, con inicio efectivo el día siguiente, pero múltiples gestores del impeachment han dicho que no creen que se alargue tanto como los 21 días del juicio a Trump en 2020. La expectativa sigue siendo, sin embargo, que ocupará gran parte de febrero y concluirá a finales de mes, si no antes.

El juicio político se puso oficialmente en marcha este lunes por la tarde, cuando los responsables del impeachment en la Cámara de Representantes presentaron el artículo de destitución en el Senado, aunque el fondo del juicio se ha aplazado otras dos semanas. El principal gestor del impeachment en la Cámara, el representante Jamie Raskin de Maryland, leyó el artículo en voz alta en el pleno. La transmisión por parte de la Cámara del artículo único del impeachment es la primera de varias funciones ceremoniales del juicio que se llevarán a cabo esta semana, antes de que el Senado vuelva a dedicarse a las audiencias de confirmación del babinete del presidente Biden y a retomar -potencialmente- el paquete de ayuda del presidente para la emerencia causada por el Covid-19.

La probabilidad de que Leahy supervise el juicio ha suscitado dudas sobre si también podrá votar, pero los expertos constitucionales dicen que nada le impediría hacerlo. "Es un senador en activo, todavía puede votar. Nada en la Constitución le impediría votar", dijo Frank Bowman, un profesor de derecho de la Universidad de Missouri que ha escrito extensamente sobre el juicio político.

Leahy dijo que está "a la altura de la responsabilidad" de presidir, y que su papel será asegurarse de que "se sigan los procedimientos". "No presento las pruebas, me aseguro de que se sigan los procedimientos", dijo Leahy cuando se le preguntó por ser un crítico frecuente del ex presidente. "No creo que haya ningún senador que en los más de 40 años que llevo aquí diga que no soy imparcial a la hora de dictaminar el procedimiento".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS