Policiales

El arresto del policía que mató a un hombre indefenso no frena la indignación en EEUU

La víctima es un afroamericano. El agente le apoyó una rodilla en la nuca durante 9 minutos. Las protestas se multiplican en todo el país.

Sábado 30 de Mayo de 2020

La indignación y una ola de protestas crecían ayer en Estados Unidos por un alevoso asesinato de un hombre negro cometido por policías blancos en la ciudad de Minneapolis. El autor del grave delito fue arrestado ayer, y sus compañeros imputados y apartados de sus cargos. Pero la indignación era imparable en todo el país por otro caso de abuso de poder policial contra un afroamericano. Incluso desde las filas policiales arreciaron las críticas al procedimiento de Minneapolis.

Según un reporte de la agencia AP, jefes policiales de todo el país, usando un lenguaje de una dureza sin precedentes, condenaron a la policía de Minneapolis en el caso de George Floyd, quien murió con su cuello aplastado por la rodilla de un uniformado. El afroamericano había sido esposado e inmovilizado contra el piso por un agente, quien le puso la rodilla sobre el cuello por al menos ocho o nueve minutos. Floyd se quejaba de que no podía respirar, pero el policía, blanco, continuó apoyando todo el peso de su cuerpo sobre su rodilla. Floyd murió poco después en el hospital. El policía, Derek Chauvin, fue detenido ayer, y sus colegas que participaron de la acción fueron apartados.

George Floyd fue detenido el lunes a la noche porque encajaba con la descripción de alguien que había tratado de usar un billete falso en una tienda. Según la versión policial Floyd, de 46 años, se resistió. Un video de alguien que pasaba por allí muestra al agente Chauvin con su rodilla en el cuello de Floyd. La mantuvo allí a pesar de que Floyd decía que no podía respirar y lentamente dejó de moverse. Chauvin fue detenido ayer y acusado de homicidio culposo, en medio de violentas protestas en Minnesota y otras partes del país.

"No hace falta ver más videos'', dijo el jefe de la policía de Chattanooga, Tennessee, David Roddy, en un tuit. "No hace falta analizar como se desarrolló todo. No es necesario poner la rodilla en el cuello de alguien por NUEVE minutos. Es necesario HACER ALGO''. La reacción de estos elementos de la policía contrasta con las muestras de apoyo o el silencio que siguieron a casos anteriores de este tipo. Fueron varios los jefes policiales que se expresaron de este modo y elogiaron al jefe de policía de Minneapolis por despedir inmediatamente a los cuatro policías involucrados. "Me indigna el video en el que el Floyd es asesinado en la calle sin que los otros agentes intervengan'', expresó el sheriff del condado de Polk, Georgia, Johnny Moats en Facebook. Pero Gloria Browne-Marshall, abogada especializada en derechos civiles y profesora de Justicia Penal, dijo que no la alegra que "un puñado'' de jefes policiales critiquen a estos agentes. "Esto ni se acerca al progreso ni al clamor que habría si un hombre blanco fuese víctima de un ataque como este''. Melina Abdullah, de Black Lives Matter, dijo a su vez que no la "conmovía demasiado'' el malestar expresado por unos pocos jefes policiales. "El agente Chauvin no fue el único que aplastó el cuello de George Floyd'', manifestó Abdullah, quien describió el episodio como un linchamiento.

Bolsonaro se desploma en las encuestas

La mitad de los brasileños reprueba la gestión del presidente Jair Bolsonaro frente al coronavirus y sólo un 27% la aprueba.

De acuerdo con la encuesta de la firma Datafolha, el 50% de los entrevistados califica como mala o pésima la gestión del presidente para detener el virus, un 22% la tilda de regular y un 27 % la considera buena o excelente. En la anterior encuesta, realizada en abril, los que la reprobaban eran el 45%, los que la calificaban regular el 25% y los que la aprobaban el 27%. La nueva encuesta de Datafolha, que entrevistó a 2.069 brasileños, refleja el agravamiento de la situación sanitaria en el país. Brasil, epicentro de la epidemia en Latinoamérica, ya es el segundo país con más casos de Covid-19 en el mundo, 438.238, y el sexto con más muertos: 26.417. El pico de la curva de contagios es esperada para julio. Ayer, Brasil anunció 1.156 muertes en las 24 horas previas, mientras sumó nuevos 26.417 casos en un día según informó el Ministerio de Salud.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario