El Mundo

Condena por coimas en el "caso Palau"

El partido de Carles Puigdemont, refundado como PDeCAT, recibió un golpe judicial: la Justicia ordenó el decomiso del dinero que cobró en comisiones ilegales en una conocida trama de corrupción.

Martes 16 de Enero de 2018

El partido de Carles Puigdemont, refundado como PDeCAT, recibió un golpe judicial: la Justicia ordenó el decomiso del dinero que cobró en comisiones ilegales en una conocida trama de corrupción.

La Audiencia de Barcelona consideró probado que Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), formación predecesora del Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), recibió 6,6 millones de euros de la empresa Ferrovial a cambio de contratos de obra pública entre 1999 y 2009.

Las sospechas por el llamado "caso Palau" sobrevolaron en los últimos años el partido del primer impulsor del proceso independentista catalán, Artur Mas, hasta el punto de que en 2016 abandonó las siglas CDC y fue refundado como PDeCAT.

La sentencia emitida por el tribunal condenó a cuatro años y cinco meses de prisión al ex tesorero de CDC Daniel Osàcar por delitos de tráfico de influencias y blanqueo de capitales. El "caso Palau" gira en torno a los desvíos ilegales de dinero público realizados durante 20 años a través del Palau de la Música Catalana, un auditorio emblemático construido en Barcelona a principios del siglo XX y declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

El tribunal consideró probado que se desviaron en total 23 millones de euros y condenó por el desfalco al ex responsable de la institución Fèlix Millet a nueve años y ocho meses de prisión y también al que fuera su mano derecha, Jordi Muntull. El escándalo sumió en una crisis a CDC y Artur Mas debió fundar el nuevo partido. Mas continuó al frente, pero no logró los resultados electorales esperados y bajo presión de sus aliados de izquierda a inicios de 2016 debió ceder el cargo a Puigdemont.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario