Pandemia

Bolsonaro dice estar curado de Covid-19 y lo atribuye a la cloroquina

Declaró en Facebook que el cuarto test PCR le dio negativo. Hace 20 días que estaba aislado en el palacio presidencial pero sin síntomas graves.

Domingo 26 de Julio de 2020

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció en redes sociales que dio negativo tras haber sido diagnosticado el 7 de julio con Covid-19, una recuperación que adjudicó a su tratamiento con hidroxicloroquina. El anuncio de Bolsonaro no fue confirmado por fuentes médicas.

   Bolsonaro hizo el anuncio tras someterse a un nuevo test del tipo PCR para el virus Sars-Cov 2. “Negativo. Buenos días a todos”, escribió en su Facebook, acompañado de una foto suya sonriendo y sosteniendo una caja de hidroxicloroquina durante el desayuno.

   El gobernante de 65 años no precisó cuándo fue realizado el examen PCR, que detecta el virus mediante análisis de las secreciones nasales. Bolsonaro asegura que tras ser diagnosticado comenzó a tomar hidroxicloroquina, medicamento que defiende para tratar el coronavirus pero cuya eficacia no está comprobada científicamente. El presidente permaneció casi 20 días cumpliendo una “agenda remota” en la residencia oficial en Brasilia, el Palacio de Alvorada. En ese periodo, se sometió a otros tres exámenes para el Covid-19 que dieron positivo.

   En su transmisión por Facebook Live, Bolsonaro aseguró que se sentía “muy bien”, aunque “un poco agobiado de estar encerrado en una sala”. Pese a tener que cumplir un confinamiento, el presidente fue visto paseando en moto y conversando sin mascarilla con barrenderos en la parte externa de la residencia oficial, según fotografías que circularon en los medios brasileños.

   Bolsonaro, un escéptico del confinamiento aplicado en varios estados de Brasil por sus gobernadores, también dio breves paseos por los extensos jardines de Alvorada y saludó a simpatizantes que llegaban al palacio para expresarle su apoyo. Pero siiempre estuvo separado de ellos por un estanque de agua y una apreciable distancia.

   Brasil es el país más afectado por la pandemia en América Latina y el segundo en el mundo, con 2,3 millones de personas contagiadas y más de 85.000 fallecidas, según las últimas cifras oficiales.

Fiesta suspendida en Río

La ciudad de Río de Janeiro anunció la cancelación del tradicional festejo de fuegos artificiales de Año Nuevo, una de las atracciones turísticas de Brasil más famosas del mundo, que reúne a más de dos millones de personas en la playa de Copacabana, a raíz de la pandemia.

    Lo informó el ente municipal de turismo, Ríotur, en un comunicado en el que afirma que el intendente de la ciudad maravillosa, Marcelo Crivella, determinará en los próximos días otro tipos de festejos para la llegada del 2021. “Sin la existencia de una vacuna, la celebración no es viable en este escenario de pandemia”, indicó el comunicado.

    Unas 2,9 millones de personas participaron en las arenas y la avenida Atlántica del barrio de Copacabana de la última fiesta popular de Año Nuevo, la más famosa de Brasil en su tipo. Por el momento, no hubo definiciones sobre el llamado “mayor espectáculo sobre la Tierra”, como los cariocas llaman a los desfiles de Carnaval. Río de Janeiro sigue a San Pablo, que había canceladoe las celebraciones. San Pablo anunció también que pospondrá el Carnaval, mientras que canceló la programación de la famosa Parada LGBTQ+, la mayor del mundo, y de la Marcha Por Jesús, mayor evento evangelista de América Latina.

EEUU autoriza la venta libre de un test

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos autorizó el primer test de coronavirus para detectar casos positivos asintomáticos.

   “La autorización elimina la necesidad de que un proveedor considere los factores de riesgo, como la exposición o la propagación entre la comunidad, al prescribir esta prueba”, explicó el organismo. También consideró que esta prueba podría ayudar a hospitales, negocios y escuelas, entre otros.

   “La autorización por parte de la FDA de la primera prueba diagnóstica que podrá ser usada por cualquier persona, independientemente de si muestra síntomas del coronavirus o tiene factores de riesgo, es un paso hacia el tipo de estudio amplio que podría ayudar a la reapertura de escuelas y centros de trabajo”, aseguró el comisionado de la FDA, Stephen Hahn.

   Hasta el momento, la FDA había establecido que el acceso a estas pruebas solo estaba disponible para aquellos que tengan prescripción médica.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS