El Mundo

Bachelet vendrá a Argentina en abril para reforzar la alianza

La presidenta chilena descartó negociaciones directas con el gobierno de Bolivia que encabeza Evo Morales, sobre el planteamiento de la salida al mar.

Jueves 13 de Marzo de 2014

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, aseguró ayer que su objetivo es el de "reponer" a Chile en la agenda regional, y adelantó que visitará la Argentina en abril en su primer viaje al exterior. Bachelet ofreció ayer una conferencia de prensa en el Palacio La Moneda, en la que también aseguró que un posible diálogo bilateral con Bolivia no incluirá el tema de la salida al mar. Como señal del reforzamiento de los lazos con los países vecinos, Bachelet indicó: "Queremos reponer una presencia más fuerte de Chile en el contexto de América latina. "Voy a poner una agenda latinoamericana muy fuerte ", aseguró. La presidenta agregó que Chile buscará ir más allá de los aspectos económicos, pues consideró esencial reforzar la integración política, cultural y social en la región. "Aquí no se trata de Pacífico versus Atlántico, se trata de trabajar en conjunto con todos los países vecinos para que la región crezca y nuestra integración también", subrayó cuando se le consultó si Chile apostaría a la denominada Alianza del Pacífico en detrimento de otros bloques regionales como Unasur, Celac y Mercosur.

Negativa. Con respecto al histórico planteamiento boliviano de una salida al mar, Bachelet descartó negociaciones directas entre ambos países porque el gobierno de Evo Morales ya llevó el asunto a instancias internacionales. El martes, durante su visita al país para asistir a la investidura de Bachelet, Morales se había mostrado dispuesto a retomar la agenda de 13 puntos que se negociaba durante el primer gobierno de la dirigente socialista (2006-2010) y que la posterior gestión de Sebastián Piñera congeló. "Creemos que es perfectamente posible dialogar sobre los otros puntos... pero el tema de la salida al mar, ellos lo llevaron allá (corte de La Haya) y ahí se resolverá", aseveró Bachelet en su primera conferencia de prensa tras asumir el martes su segundo mandato presidencial.

El presidente boliviano había participado el martes en Santiago, Chile, en los actos de asunción de Bachelet. También asistió a un acto de solidaridad de movimientos sociales y círculos de intelectuales con la causa marítima de Bolivia.

La mandataria descartó también la salida de Chile de un tratado de solución de controversias entre países de América, conocido como Pacto de Bogotá, posibilidad que fue esbozada por su antecesor tras un fallo de la corte de La Haya que dio a Perú un área fronteriza disputada. En su primera conferencia de prensa luego de que asumir su segundo mandato, Bachelet adelantó que uno de los nortes de su gobierno será reforzar los lazos de integración con Latinoamérica. Sus comentarios siguen a la afirmación de febrero del ex presidente Piñera acerca de que se estudiaba la posibilidad de abandonar el acuerdo, luego de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya dictaminó a fines de enero que Perú tenía derecho sobre una parte de un área disputada en el océano Pacífico.

Ambiciosa agenda. En su primer día nuevamente al frente del gobierno de Chile, Bachelet, envió ayer al Congreso un proyecto de ley para la entrega de dos bonos a los más pobres y encabezó un Consejo de Gabinete, apurando el paso para concretar su ambicioso programa de reformas. Después de participar de una gala cultural que finalizó de madrugada, al final de los actos de investidura de su nuevo período de gobierno de cuatro años, Bachelet arribó antes de las 8 de la mañana al palacio presidencial de La Moneda. De inmediato, firmó para ser enviado al Congreso un proyecto de ley que instaura de forma permanente un bono de 80 dólares en marzo y en el invierno para los más pobres. "Estamos retomando una política social que pone en el centro los derechos de los ciudadanos y les ofrece apoyo responsablemente sustentados en el tiempo", dijo Bachelet, tras suscribir la iniciativa que debe ser discutida en el Congreso, donde su gobierno tiene mayoría simple.

Bachelet encabezó luego su primer Consejo de Gabinete en el que delineó las prioridades de su nuevo mandato, prometiendo poner en marcha tres grandes reformas, una educacional, una tributaria y un cambio de Constitución, para acabar con el que definió como el único adversario de Chile: la desigualdad social.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario