Educación

El podcast y la potencia de la oralidad en el aula

Docentes y realizadores debatieron cómo se enseña en la universidad ese formato sonoro y su futuro en la educación.

Sábado 05 de Octubre de 2019

¿Qué es un podcast? ¿Una versión aggiornada de la radio? ¿Un nuevo formato de distribución? ¿Todas esas cosas juntas? Esas fueron algunas de las preguntas que marcaron la primera Jornada Universitaria sobre Podcast organizada por el Laboratorio Sonoro (Labso) de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Un encuentro que reunió a profesores, estudiantes y realizadores de distintas provincias para analizar y compartir experiencias sobre los nuevos modos en que se producen y se consumen los contenidos sonoros. Y sobre todo, un espacio que sembró la pregunta sobre el rol que tienen las facultades de comunicación en la enseñanza y promoción de este tipo de formatos.

"Organizamos esta jornada porque consideramos que el podcast es un fenómeno de mucha actualidad, que está en crecimiento y en una etapa de consolidación en la Argentina. Tenemos que preguntarnos por este fenómeno porque está circulando entre nuestros alumnos y eso nos interpela como docentes", dice Andrea Calamari, titular del seminario de audiocreativa y de la cátedra de realización integral de podcast, sobre la actividad que congregó con un mismo propósito a las universidades de Rosario, Entre Ríos, Buenos Aires, del Nordeste, así como también a la UAI y al Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (Iser).

Como lo hizo la radio en sus inicios, el podcast aparece ahora como una combinación artística y creativa de palabra, música, silencio y efectos. Una mezcla que puede crear universos y alterar nuestros sentidos, nuestra capacidad de acción. En un mundo en donde la imagen parece atravesarlo todo, irrumpe de nuevo el sonido. La potencia creadora del puro sonido y sobretodo, la oralidad. La gran propaladora es internet y el debate que asoma ahora es cómo potenciar esa posibilidad de creación en el aula.

podcast2.jpg

En busca de una taxonomía

Gran parte de la jornada del Labso estuvo destinada a definir el concepto de Podcast. A pensar colectivamente las características de estas producciones sonoras, digitales, que pueden ser diarias o seriadas y que circulan vía internet a través de distintas plataformas o sitios web. Un Netflix pero del sonido, dicen algunos. Puede ser, porque la mayoría de los podcast pueden escucharse online y a demanda pero, a diferencia de Netflix, todavía pueden consumirse de manera gratuita.

Para el investigador de la Universidad Nacional de Quilmes, Agustín Espada, que estudia los cambios que se producen en la industria radiofónica con la masificación de internet, "el podcast es ante todo un formato de distribución facilitado por la tecnología". Para el becario del Conicet, que participó de los debates, los contenidos sonoros se producen, se suben a la web y luego el oyente decide cuando los escucha. Mientras que un programa de radio se escucha en vivo, el podcast se consume cuando el usuario lo desea (incluso en aquellos casos en que su contenido original provenga de la radio) "Hay una distancia temporal entre su producción y su consumo", dice Espada y ubica ahí la principal diferencia con la radio. Para él, esa forma de consumo es "la mejor expresión del cambio de paradigma de los medios, que pasa de ser mediocéntrico a ser oyentecéntrico". El usuario está ahora en el centro de la escena, eligiendo qué, cómo y cuándo escucha sus contenidos sonoros favoritos.

Desde la cátedra de producción radiofónica, la docente Lucía Fernández Cívico explica que, etimológicamente, el término podcast deriva de la unión de las palabras iPod y broadcasting. "El desarrollo del concepto estuvo ligado en sus comienzos a los Ipods, los primeros dispositivos móviles para escuchar música en formato mp3 de Apple, que poseían una gran capacidad de almacenamiento. Esto permitía cargarles programas de radio completos que el usuario podía reproducir en el momento que quisiera. Esta combinación abrió un nuevo mundo de posibilidades para la circulación de contenidos sonoros", dice Fernández Cívico, quien además de profesora es creadora del podcast Oyendo al Mundo, que se puede escuchar a través de la plataforma Spotify.

Entre los principales exponentes de estas nuevas maneras de consumo están los jóvenes, que se alejan cada vez más de la escucha tradicional de la radio y encuentran en el podcast algo distinto y novedoso. "Hay un montón de nuevos formatos y nuevas circulaciones que hacen a la experiencia vital de los estudiantes y creo que el desafío de la universidad es poder conocer esos modos y poder resignificarlos desde lo que se trabaja en cada una de las cátedras. Me parece importante debatir en la universidad en general y en particular sobre podcast, porque es un fenómeno que tiene que ver con los consumos actuales y es fundamental que la universidad no quede vieja en relación a esos debates", dice Valeria Miyar, coordinadora del Labso y docente de la cátedra de realización integral de podcast.

podcast1.jpg

El desafío en el aula

"¿Es el podcast un pariente lejano de la radio? ¿Se emparenta genealógicamente con ese medio o es algo completamente distinto?", interpela Calamari para poder pensar cómo se promueve en el aula el aprendizaje ético y estético de estos nuevos formatos. Y eso incluye desde la enseñanza técnica de cómo se produce, hasta la mirada política sobre cómo un podcast puede contribuir a la construcción de nuevas agendas y sentidos, en un mundo en donde los grandes medios de comunicación están concentrados, así como también la información que en ellos circula.

La posibilidad de incidir en ese campo y crear algo distinto, está ligada a la democratización del acceso amplio a internet y a la tecnología 4G (que tenemos en los celulares), que permiten un fácil acceso tanto a las cuestiones técnicas como a la posibilidades de distribución. "Eso genera muchísimas mayores posibilidades de producción y consumo", señala Fernández Cívico. "Antes lo que se llamaba ‘enlatado', ‘cuña radiofónica', ‘fragmento de entrevista', se publicaba por ejemplo en algunos diarios que subían un recorte de una entrevista, pero quedaba ahí, sindicado a ese único lugar. Hoy las plataformas y redes dan muchas más opciones de circulación", dice y agrega que internet de alguna manera "iguala". "Cuando les decís a les estudiantes que pueden subir su podcast a Spotify, se encuentran con que sus producciones se ubican en la misma plataforma que las producciones que elles escuchan. Imaginate el largo y muchas veces infructuoso camino que tenías que recorrer antes para poder tener tu programa, micro, columna, en la misma radio que escuchabas", dice la profesora sobre estas nuevas posibilidades.

Cómo se enseña a producir un podcast y qué prácticas se desarrollan en el aula fueron aspectos que se debatieron entre docentes e investigadores de distintas universidades. Se planteó la cuestión epistemológica de si el lenguaje que se utiliza es radiofónico o sonoro, entendiendo por sonoro una búsqueda estética propia y distinta a la radial para explorar los temas que se abordan.

"A alguna de las conclusiones que llegamos es que, en la mayoría de los casos, veníamos trabajando una serie de contenidos y prácticas en relación a lo que hoy llamaríamos podcast y que antes nos costaba denominar. Es todo aquello que trabajamos en el plano del lenguaje sonoro pero que no es estrictamente radio, como se la conoce tradicionalmente", dice Calamari e invita a pensar en el auge de las producciones sonoras que se realizan para que circulen exclusivamente por internet y que tienen como sello la variedad de géneros y la hiperespecialización de contenidos: desde un podcast sobre ciclismo de montaña, ficción o documental, hasta los especiales sobre series o películas de culto. Esa idea de podcast como formato de producción convive en las plataformas digitales que los alojan con programas de radio o secciones, que ya salieron al aire, y se reponen en la web con el objetivo de ampliar la oferta de re-distribución.

"En otro momento el desafío en el aula era que aprendan a trabajar con el lenguaje radiofónico, que aprendan a editar, ahora es que entiendan que esos consumos que ya tienen son parte de lo que ellos van a poder producir. Es decir, que puedan relacionar lo que consumen y lo que les gusta, con eso que van a hacer como profesionales", dice Miyar.

podcast3.jpg

#Educación

¿Cuáles son las posibilidades que abre el podcast en el campo educativo y al interior de la propia Universidad? Un reciente estudio sobre consumo de podcast en audiencias hispanohablantes señala que el 76,54 por ciento escucha podcast para aprender cosas nuevas y que aquellos que tienen contenidos sobre historia son los favoritos del público, seguidos de cerca por los de cultura. El relevamiento surge de EncuestaPod2019, un informe elaborado por la comunidad Podcaster@s, que reúne a realizadores y oyentes de ese formato. Los datos mencionados auguran un buen pronóstico para pensar el desarrollo de podcast con fines educativos. Algo que, según las docentes de la UNR, ya está ocurriendo en Rosario. "Desde el Labso estamos explorando y queremos desarrollar aún con más intensidad la aplicación educativa del podcast, que puede servir para difundir la ciencia, como complemento para el trabajo en el aula, para reforzar contenidos y como bibliografía sonora", explica Calamari e invita a escuchar parte de esas producciones a través del canal que tiene el Labso en la plataforma Ivoox, desde donde se pueden reproducir, descargar y compartir alguno de esos contenidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario