Edición Impresa

Vidondo retuvo el título ante Domínguez y fue su mejor victoria

El campeón argentino de los pesados, el neuquino residente en Rosario Matías Vidondo, además de retener por segunda vez el título escribió con un cruzado de izquierda la mejor victoria de su campaña al imponerse por nocaut técnico en el segundo round ante Marcelo Domínguez, ex monarca crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Lunes 13 de Octubre de 2014

El campeón argentino de los pesados, el neuquino residente en Rosario Matías Vidondo, además de retener por segunda vez el título escribió con un cruzado de izquierda la mejor victoria de su campaña al imponerse por nocaut técnico en el segundo round ante Marcelo Domínguez, ex monarca crucero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

En el Club Atlético Independiente, en Neuquén, como si se tratara de un tallista, el gigante patagónico (119,100 kilos) grabó la mejor mano de su vida como boxeador en el arco superciliar derecho del ex rey crucero (97) y la marca fue tan importante que la médica de turno, tras evaluar la herida, recomendó el epílogo prematuro de la pelea.

La trascendencia del triunfo y el orgullo que le generó fue tan grande que Vidondo, en un sincero gesto de humildad, se arrodilló sobre el cuadrilátero y le hizo reverencias al Toro, muy respetado en el ambiente, quien intentó infructuosamente convertirse, a los 44 años, en el campeón argentino más longevo de la historia.

De arranque ambos se tomaron el duelo con máxima seriedad y dejaron en claro las intenciones. Domínguez, consciente de que su altura es de 1,77 metros, procuró reducir la distancia en el ring y recurrió para hacer blanco a su envío voleado de zurda. Por su parte, el Matador, basado en su 1,94 de estatura, trató de estar fuera del alcance del retador y mantenerse en todo momento concentrado, aplomado, a la espera de su oportunidad. Y la consiguió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario