Edición Impresa

Una más de Monticas

El lunes pasado no lo empecé de la mejor manera. Tenía que ir a Rosario y saqué pasaje para el coche que pasa por mi pueblo, San José de la Esquina, a las 6,39. Y pasó bastante a horario...

Jueves 27 de Febrero de 2014

El lunes pasado no lo empecé de la mejor manera. Tenía que ir a Rosario y saqué pasaje para el coche que pasa por mi pueblo, San José de la Esquina, a las 6,39. Y pasó bastante a horario, arribó a las 6,50. El problema fue que los 20 pasajeros que habíamos sacado boleto tuvimos que viajar parados hasta Casilda (52 km). Bueno, ahí, como descendieron muchos, creo que todos nos pudimos sentar, así que es como que quería dar por terminado el episodio. Como lo mío fue un trámite rápido en Rosario decidí retornar en el micro de las 12,30; y fue un error, ante la incertidumbre de los pasajeros el coche entró en la plataforma, inexplicablemente a las 12,45, y partimos a las 12,55, o sea con casi  media hora de atraso. A las 14 llegamos a Casilda sin aire acondicionado porque había dejado de funcionar hacía media hora y con un calor insoportable y un aire irrespirable. Y ahí fue cuando entra en acción una persona, supuestamente un idóneo, que trata de resolver el problema con gran empeño y con la preocupación, vale señalarlo, del conductor del coche.  A las 14,30, resuelto el problema, reiniciamos el viaje y a las 15,25 al fin llegamos a San José de la Esquina, con algo más de 50 minutos de demora. Una enormidad. Valoro mucho la paciencia de los pasajeros y me incluyo. Por esto no pienso que los pasajeros vamos a hacer un piquete, ni menos cortar alguna calle o ruta, no, somos pacíficos y pacientes. Son cosas que le pasan a cualquiera, pero parece que a Monticas, más.

Oscar Abdala
San José de la Esquina

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS