Edición Impresa

"Sigue libre, y yo preso en la vida"

Por su parte, "Gabriel", uno de los denunciantes que acusó al padre Julio César Grassi de abuso sexual, señaló: "El sigue libre y yo, preso en la vida".

Lunes 23 de Septiembre de 2013

Por su parte, "Gabriel", uno de los denunciantes que acusó al padre Julio César Grassi de abuso sexual, señaló: "El sigue libre y yo, preso en la vida".

"Me costó mucho poder ponerle palabras al horror. Sufrí y sigo sufriendo por lo que me hizo el cura Grassi en el lugar en que creí y sentí que iba a recibir amparo", escribió una de las víctimas del abuso sexual por el cual se acusa al sacerdote, en una carta que publicó ayer un matutino porteño.

Hoy, de 30 años de edad, el hombre reveló: "Fue una liberación poder decirlo. Pero nunca imaginé, más de diez años después, todo lo que se me vino encima y que aún no logro procesar".

"No pido mucho. Sólo un poco de respeto y algo de paz. Justicia", dijo.

En el final de la carta escribió: "Desde 2002 sólo hablé ante la Justicia. Hoy elijo esta forma para que los jueces y los involucrados, por lo menos, consideren mi sufrimiento que nunca termina ante la impunidad de quien intentó e intenta, cada día, destrozar mi vida".

"Nunca lo detendrán". En tanto, uno de los abogados querellantes en el caso que condenó a Grassi a 15 años de prisión por abuso sexual agravado y corrupción de menores, consideró ayer que el Tribunal de Morón que lleva la causa "nunca va a dictar de oficio la detención" y cuestionó "influencias" de la defensa en la Justicia local.

Se trata del abogado Sergio Piris, representante de un adolescente que acusó a Grassi por abuso. El letrado también confirmó que hoy a las 13 se realizará una audiencia en los tribunales de Morón respecto de la causa sobre la violación de las condiciones de prisión domiciliaria.

Piris cuestionó que el imputado no cumpla su condena en prisión tras conocerse el fallo de la Corte bonaerense que ratificó la condena y aseguró que esa "es una respuesta que tienen que dar los jueces del Tribunal 1 de Morón".

Consultado sobre el pedido de detención, Piris advirtió que el tribunal "tiene la facultad de hacerlo", aunque señaló que "la defensa de Grassi está manejada por gente muy influyente del ámbito judicial de Morón".

"El tribunal de Morón nunca va a dictar de oficio la detención de Grassi a pesar de que tiene la facultad de hacerlo, salvo que se los pidamos las partes y la fiscalía", agregó ayer el letrado en diálogo con radio América. Piris pidió el viernes la "detención inmediata" del sacerdote.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario