Edición Impresa

Sandra Bullock: "La comedia femenina se ha renovado"

La actriz estadounidense protagoniza "Chicas armadas y peligrosas", que el jueves próximo se estrena en Argentina. La película trata de una visión distinta de las mujeres.

Domingo 22 de Septiembre de 2013

En "Chicas armadas y peligrosas", que se estrena el próximo jueves en los cines de Argentina, Sandra Bullock da una vuelta de tuerca a un género que conoce con maestría, y se une a una comedia femenina que refleja aspectos de las mujeres que nunca "se han permitido" mostrar, según explicó en una entrevista en Londres.

Experta en hacer reír al público, Bullock, de 49 años, puede presumir de una dilatada carrera en la que, pese a haber brillado en el drama —de hecho debe su Oscar a "Un sueño posible" (2009)— siempre ronda la comedia, a veces romántica y a veces disparatada.

"Chicas armadas y peligrosas" pertenece al segundo tipo, a una nueva corriente de comedia femenina que su director, Paul Feig, ya inició con "Damas en guerra", y a la que bautiza como "la revolución de las damas divertidas" en una entrevista en Londres junto a Bullock.

"Las mujeres siempre hemos sido así, pero nunca se nos ha permitido expresarlo porque se tenía la idea de que éramos damas delicadas", afirmó la actriz, que se declara fan de un nuevo cine que muestra al género femenino haciendo cosas que los hombres creen que sólo hacen ellos.

Esta comedia une a la antisocial y estricta agente del FBI Sarah Ashburn (Sandra Bullock) con la detective Shannon Mullins (Melissa McCarthy), mucha más laxa en cuanto a normas y protocolos sociales y laborales. Pese a ser como el día y la noche, ambas deberán entenderse para resolver varios asesinatos que amenazan con poner en peligro su integridad física a manos de delincuentes o de su propia compañera, con la que la enemistad es manifiesta al principio.

"Sin drama y sin tensión no creo que tengas una buena comedia, se vuelve un poco rara, no podés llegar a creértela. Así que pienso que los policías y su trabajo en la vida real tiene tanta tensión que enlaza bien con la comedia", argumentó Bullock.

En su camino hasta atrapar al culpable, la película regala escenas de ambas intérpretes protagonizando borracheras de bar poco elegantes, utilizando un vocabulario soez y exhibiendo actitudes rudas que huyen de la imagen angelical que acompaña a los personajes femeninos en las comedias.

"La comedia es como un club de chicos, o lo ha sido hasta ahora. Tienden a mirar a la mujer como si fuera la madre o la mujer que los obliga a volver a casa y perderse la fiesta con sus amigos. Ni siquiera han querido humanizarlas, las han convertido en villanos o ángeles", aseguró Feig.

El director está convencido de que inaugura un nuevo tipo de comedia en Hollywood, y tras confesar que se encuentra "más cómodo" haciendo películas sobre mujeres, se muestra sorprendido de que nadie se haya atrevido antes a mostrarlas así. "Crecí rodeado de mujeres que me protegían cuando se metían conmigo en el colegio. Mis amigas eran muy divertidas, naturales y se expresaban y hacían cosas igual que cualquier hombre", añadió.

Bullock apoyó las palabras del director, con el que ha dado un paso más dentro de un género al que llegó hace casi dos décadas con otro tipo de roles más inocentes, como en "Mientras duermes" (1995). "Sí, la comedia femenina se ha renovado. Ha habido una evolución tremenda desde el punto de vista de la calidad de los personajes, por lo menos desde que me dedico a esto. Ahora se hacen mejor", opinó.

La actriz, que según Feig aparece en este filme "deconstruida", afirmó tener sólo un objetivo: conseguir que el espectador "olvide que está viendo a mujeres divertidas y vea sólo personas divertidas", una aspiración que "Chicas armadas y peligrosas" trae junto a su misión principal, la misma que tienen todas las comedias. "La comedia es lo único que da a la gente una sensación de paz y alivio cuando las cosas son difíciles", aseguró Bullock, que continúa huyendo de la etiqueta de "experta" en el género.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS