fútbol

Retorno del fútbol: Alberto le bajó las las expectativas

El mensaje de Alberto Fernández puso en stand by el regreso del fútbol argentino a los entrenamientos y se suspendió la reunión de Tapia y Ginés González

Sábado 01 de Agosto de 2020

“Hasta el 16 de agosto todo igual”, anunció el presidente de la Nación, Alberto Fernández. Y todo lo que siguió fue la corroboración de que así será y de que esa expresión también involucra al fútbol argentino. Algunos se esperanzaban con que el lunes mismo se daría vía libre al regreso a los entrenamientos, otros mantenían la esperanza (y tal vez aún lo hagan) de que sea el lunes 10 el día elegido, pero todo parece indicar que hay que esperar al menos dos semanas más. Por supuesto que hay argumentos más que valederos, porque los contagios de Covid-19 crecieron, no sólo en Buenos Aires sino en lugares como Rosario que hasta hace poco parecían un paraíso para el retorno a los entrenamientos, y la vida está por encima de todo. Habrá que esperar cómo se desenvuelven los acontecimientos para ver si en agosto al menos se puede volver, para pensar en un fútbol a partir de setiembre o octubre. Y un coletazo fue la suspensión de la reunión entre Claudio Tapia y Ginéz González García Así las cosas, es imposible pensar que los clubes argentinos con compromisos internacionales puedan cumplir esa agenda (ver aparte).

"Extraño que vuelva el fútbol tanto como el mayor hincha", dijo Alberto Fernández“Extraño que vuelva el fútbol tanto como el mayor hincha”, dijo en uno de los tramos finales de su exposición Alberto Fernández, en una conferencia de prensa junto al gobernador de Buenos Aires, Axel Kiciloff, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Ahí se hizo mucho hincapié en que los contagios se dan más en situaciones de reuniones sociales, por eso el fútbol tampoco es posible en esta circunstancia por más que sea sin público. Habrá que seguir esperando, no queda otra.

Para reforzar esa idea, por la tarde habló el viceministro de salud bonaerense, Nicolás Kreplak, y fue más allá: “Si estamos analizando la situación, con países con dos millones de casos, como Brasil, abrir intercambios internacionales para un deporte, que si bien a todos nos encanta, es algo que se puede retomar el año que viene y no va a cambiar nada”.

"Si no es indispensable que haya un torneo este año y no se puede jugar, que no se juegue" Y fue por más: “Si no es indispensable que haya un torneo este año y no se puede jugar, que no se juegue. A pesar de que me encanta el fútbol, interpreto que la prioridad principal es la salud”. Sus dichos cobran realismo con datos: el jueves falleció el vicepresidente de Gremio, Marco Bobsin de 68 años, por coronavirus. Estuvo tres meses internado, el mes pasado le dieron el alta, y volvió al hospital por complicaciones derivadas de esa enfermedad.

Por supuesto, ante este escenario cayó de maduro que la reunión postergada del presidente de la AFA, Claudio Tapia, con el ministro de Salud, Ginés González García, se suspendió nuevamente. El escenario frenó sin dudas las expectativas de regreso inminente.

Algunos medios dijeron a última hora de ayer que el martes próximo se podría dar la tan mentada reunión, pero no se confirmó desde ningún fuente oficial. También se informó a modo de versión que en ese cónclave se daría a conocer el regreso a los entrenamientos el lunes 10 para los que juegan la Copa Libertadores (River, Boca, Racing, Tigre y Defensa y Justicia) y el lunes 17 para el resto.

La única opción que hoy aparece en el horizonte, después de escuchar al presidente de la Nación, es que se fije una fecha pero a condición de que las curvas de contagio muestren una tendencia diferente al actual. Todo está por verse, pero el fútbol por ahora sigue tan lejos como siempre.

Los coperos se preparan por si acaso

En el borrador que tiene la dirigencia del fútbol argentina está la idea de que los equipos que participan en la Copa Libertadores retornen antes a los entrenamientos, una semana a lo sumo. Si bien ayer las expectativas bajaron, los clubes igual se están moviendo por si acaso. Fue el caso de River Plate, que a partir de hoy acondicionará el predio de Ezeiza a los protocolos indispensables para el retorno del plantel superior. Y también el de Defensa y Justicia, que averiguó precios y condiciones a un hotel de Uruguay, cuyo país está dispuesto a usufructuar el hecho de que tiene los menores casos de coronavirus de Sudamérica para ofrecer servicios e influir en la visión de que en su territorio se puede jugar aunque sean del extranjero. Boca también habría llevado adelante consultas al respecto.

riverezeiza.jpg
El predio de River Plate en Ezeiza. Desde hoy lo acondicionarán para la vuelta.

El predio de River Plate en Ezeiza. Desde hoy lo acondicionarán para la vuelta.

Por el lado de River la iniciativa de preparar las instalaciones no merece mayores objeciones. Ya Marcelo Gallardo se preocupó para que regresen los extranjeros y anoche lo hacía el último de ellos, el paraguayo Robert Rojas. Y hoy empleados de la institución empezarán con las tareas de reacondicionamiento de un predio que hace más de cuatro meses que no se usa. Los millonarios deberían volver el jueves 17 de setiembre ante San Pablo, en Brasil.

solanaspuntadeleste.jpg
El complejo de Solanas en Punta del Este. Defensa y Justicia averiguó precio y condiciones para mudarse a Uruguay.

El complejo de Solanas en Punta del Este. Defensa y Justicia averiguó precio y condiciones para mudarse a Uruguay.

Defensa hizo consultas para mudarse a Uruguay y recibir ese día allí a Delfín de Ecuador. Más precisamente consultó al hotel Solanas. El protocolo uruguayo exigiría que estén una semana antes aislados en el lugar y jugarían en el estadio de Maldonado.

Boca y Tigre en tanto deberían jugar los dos en Paraguay ese mismo día, uno ante Libertad y otro ante Guaraní, mientras que Racing recibiría a Nacional de Uruguay. Para esa fecha falta un mes y medio, y por lo tanto el regreso al trabajo apura.

En ese sentido, los cinco clubes involucrados podrían pedir la semana próxima ante la Conmebol una postergación de los partidos. La máxima entidad del fútbol en Sudamérica apuró los tiempos pero en estas condiciones es difícil jugar y la prioridad es la salud.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario