Edición Impresa

Pese a las presiones de Occidente, Moscú acelera la anexión de Crimea a Rusia

Los esfuerzos diplomáticos no avanzan y Estados Unidos envía tropas. La Duma afirma que la península autónoma será bienvenida si decide separarse de Ucrania.

Sábado 08 de Marzo de 2014

El Kremlin tiene prisa: mientras Occidente amenaza, Moscú se mueve para un rápido ingreso de Crimea en la Federación Rusia. Los esfuerzos diplomáticos no avanzan y Estados Unidos envía aviones de combate y barcos al este de Europa. Y es que a pesar de todas las amenazas de sanciones, Rusia impulsó ayer la adhesión de la península de Crimea, que pertenece a Ucrania. A una semana de la celebración del referéndum en Crimea, Moscú abre las puertas de la Federación Rusa a la región a orillas del mar Negro.

Tras una conversación telefónica ayer entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Barak Obama, las posiciones se endurecieron, según fuentes moscovitas. Además, a la misión de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (Osce) se le negó ayer de nuevo el acceso a Crimea en un puesto de control.

Si Crimea decide unirse a Rusia "la república será un sujeto pleno en la Federación Rusa, con todos los derechos y atribuciones", aseguró ayer la presidenta del Consejo de la Federación (la Cámara alta del Parlamento ruso), Valentina Matviyenko, tras reunirse en Moscú con el líder del Parlamento de Crimea, Vladimir Konstantinov.

El referéndum anexionista en Crimea fue rechazado a nivel internacional, tanto por la Unión Europea como por Estados Unidos. Consideran ilegal la votación convocada para el 16 de marzo y en la que la población, de mayoría rusa, decidirá si sigue bajo soberanía de Ucrania o se integra en la Federación Rusa. Se considera que la actuación de Moscú es una infracción del derecho internacional.

Más lejos de una solución. También Francia, a través de su presidente François Hollande descartó reconocer el resultado de la consulta popular. "Hay lazos históricos y culturales (entre Rusia y Crimea) y Crimea tiene una autonomía, pero no puede haber una consulta si Ucrania no decide organizarla", señaló el mandatario francés durante una reunión con el candidato a la presidencia de Ucrania y líder de las manifestaciones contra el anterior gobierno y ex campeón de boxeo, Vitali Klitschko. El vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, insistió en que el referéndum "complica" los esfuerzos para lograr una solución política a la crisis.

De parte estadounidense se señala que Putin, durante la conversación con Obama, insistió en que la actual cúpula política en Ucrania llegó al poder de forma inconstitucional. Y lo ocurrido en Crimea es una consecuencia de la evolución de los acontecimientos en Kiev. Obama, según la Casa Blanca, dejó claro que la actuación de Rusia viola la soberanía y la integridad territorial de Ucrania. El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha enviado en los últimos días una decena de aviones de combate a Polonia y Lituania, países aliados en la Otán. A ello se sumó ayer el destructor "Truxtun" cruzó el Bósforo en Estambul rumbo al mar Negro en momentos de la crisis de Crimea. La marina de Estados Unidos comunicó que el destructor, con una tripulación de 300 personas, prevé participar en una misión de entrenamiento con las marinas rumana y búlgara. El martes, dos barcos de guerra rusos y uno urcraniano cruzaron el Bósforo también rumbo al mar Negro.

Diálogo directo. Obama propuso ayer a Putin como solución que se realicen conversaciones directas entre los gobierno de Ucrania y Rusia, algo que hasta la fecha no ha sucedido a pesar de que la cúpula de Kiev se ha mostrado dispuesta al diálogo. A pesar de la crisis en Crimea, el equipo ucraniano de deportistas paralímpicos participará en los Juegos Paralímpicos de invierno en la ciudad rusa de Sochi.

Los esfuerzos internacionales para apaciguar el conflicto han caído en saco roto. A los observadores de la Osce se les sigue negando el acceso a Crimea. El enviado especial de la ONU, Robert Serry, tuvo que abandonar la península después de que un grupo de hombres, en parte armados, lo amenazaran. El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió por cuarta vez en seis días para tratar la crisis y las tensiones entre Rusia y Ucrania.

El jueves, por primera vez desde el fin de la Guerra Fría, la UE volvió a imponer sanciones a Rusia en un plan que irá endureciendo las medidas si no hay avances o una distensión en la región. Al respecto, el canciller ruso, Sergei Lavrov, advirtió ayer a Estados Unidos en una conversación telefónica con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, acerca de emitir sanciones contra Moscú ya que, según dijo, esto podría convertirse rápidamente en un "búmeran".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS