Messi

Newell's trabó la salida de Messi al Barça y eso vale oro

El por entonces presidente Eduardo López demoró un par de años el pase de Messi al Barça. Esto podría reportarle dinero a Newell's

Jueves 27 de Agosto de 2020

Newell’s podría verse beneficiado económicamente si la salida de Lionel Messi de Barcelona trae aparejado un desembolso de dinero por parte del nuevo club que contrate al extraordinario diez rosarino, que no sería otro que el poderoso Manchester City de Inglaterra. Es que la tesorería leprosa, siempre y cuando haya transacción monetaria en la operación, recibirá un 0,66 por ciento del total de lo que genere la venta de la Pulga. Y no es un monto para despreciar, ya que podría ser una transacción millonaria, con un techo de 700 millones de euros. Igual, Leo considera que puede irse libre de culpa y cargo porque avisó en tiempo y forma la interrupción del contrato que caduca el año entrante, aunque el club catalán considera no es así (para ellos debió hacerlo en junio) y quiere una montaña de billetes para dejarlo partir. Allí está la discusión económica entre las partes. Aunque el portazo de Leo ya no tiene retorno. Entones, Newell’s podría cobrar el mecanismo de “contribución de solidaridad”, ya que existe la prueba de que estuvo fichado en el Parque cuando cumplió doce años (1999) y debido a que el por entonces presidente rojinegro Eduardo López demoró un par de años para entregarle el pase, la gran promesa no logró fichar en el Barça hasta 2002, a pesar de que ya había armado su futuro deportivo en España junto a su familia.

Embed

   Todavía resuenan las esquirlas del bombazo que Messi hizo detonar el martes cuando vía burofax (carta documento) les comunicó a las autoridades del Barcelona que no seguiría en el club catalán. A partir de allí comenzó la batalla legal entre la Pulga y el club culé por cómo sería la salida. La entidad blaugrana sabiendo que será imposible retenerlo exige cobrar la cláusula de rescisión, valuada en 700 millones de euros. Mientras que el crack rosarino entiende que tiene las manos libres para cambiar de camiseta, ya que estaba estipulado en el contrato que al fin de esta temporada (un año antes del vencimiento del vínculo en junio de 2021) podía dejar la institución sin más trámite ni dinero a cambio. Ocurre que la pandemia extendió los plazos de la competencia y para la mesa ejecutiva del Barcelona, Leo debió alertar sobre su salida a mediados de este año y no ahora. Por ello exige el dinero de la cláusula. Mientras que para el futbolista los plazos están en regla, ya que la Champions culminó la semana pasada y eso cerró la temporada.

   Se trata de un conflicto de intereses que suena lejano para Newell’s, pero no lo es tanto desde lo que puede percibir la tesorería leprosa según el desenlace de esta novela.

   Porque si finalmente se cumple, lo que el este miércoles adelantó Ovación, que el Manchester City sería el nuevo destino del crack rosarino, allí será clave cuál será el formato del traspaso. Lo mismo correría para otro club que pretenda sumarlo. Ya que si la partida se consuma sin billetes de por medio por la cláusula que habilita a Messi a cambiar libremente de aire al término de la temporada habría un escenario. Aunque, si hay movimiento de divisas en el traspaso el panorama es totalmente distinto y allí Newell’s tendrá un impacto monetario en la tesorería.

   Ocurre que si se hace un traspaso de euros entre el Barça y los compradores de la ficha de Messi, allí la entidad del Parque recibirá un 0,66 por ciento del total de lo que genere la venta. Y Ovación pudo acceder a un documento clave en el que se constata que Leo estuvo inscripto como jugador de Newell’s en el sistema Comet (ver aparte) hasta el 12 de febrero de 2002. Aunque la última vez que se puso la camiseta leprosa fue a fines de 1999.

   Es que el por entonces presidente rojinegro Eduardo López demoró el envío del pase de Leo, sabiendo que se trataba de un proyecto de gran jugador, aunque está claro que sin aventurar la dimensión que luego alcanzaría para convertirse en el mejor jugador del mundo. La Pulga, que debió realizar un tratamiento para completar saludablemente su etapa de desarrollo y para ello buscó financiación, emigró a España acompañado de su familia para alistarse a las filas del Barcelona, en la prestigiosa Masía. Allí se activó una fenomenal página gloriosa que entró en la historia del fútbol contemporáneo.

   Newell’s demoró un par de años la entrega del pase de Leo y hoy esta situación puede jugar a favor de la tesorería leprosa. López trabó lo más que pudo su liberación, pero luego por ser el jugador menor de edad debió ceder. Pero a la hora de exigir la “contribución de solidaridad” esa es la fecha de salida que cuenta (12 de febrero de 2002), más allá de que ya no estaba jugando en el Parque.

   Este mecanismo de “contribución de solidaridad” en el caso de Messi cuenta desde el 24 de junio de 1999 que cumplió doce años, hasta el 12 de febrero de 2002, fecha “formal” de su salida. Y por cada año se cobra el 0,25 por ciento de la transferencia. Como no llegó a estar tres años completos la cifra a favor de Newell’s es del 0,66 por ciento.

   El porcentaje se computa desde los 12 años cuando un jugador está fichado en una entidad y según Fifa es del 0,25 por ciento por cada año (entre los 12 y los 15) y luego (desde los 16 a los 23 años) sube a 0,50 por ciento, pero Leo a esa altura ya no estaba más en el Parque. Por ello si hay intercambio de dinero entre el Barça y su nuevo club, allí Newell’s recibiría euros contantes y sonantes (ver montos probables de venta). Claro que si no hay precio de venta no se activa este derecho de “contribución de solidaridad”.

LIonelMALvinas.jpg
Cuna leprosa. Lionel (arrodillado a la izquierda) jugó en las infantiles de Newell’s.

Cuna leprosa. Lionel (arrodillado a la izquierda) jugó en las infantiles de Newell’s.

El precio de la libertad

La cláusula de rescisión del contrato de Messi está tasada en 700 millones de euros, pero suena irreal que algún club pague ese monto cuando a mediados del año entrante el jugador queda con el pase en su poder. Tal vez se deba acordar un número para la salida o, como suena lógico también, Leo tenga la derecha legal al haber avisado que se va al final de esta temporada y eso podría liberar a su nuevo club de tener que desembolsar una suma suculenta de dinero.

   Leo cambiará de camiseta más allá de los euros. Y todos los caminos conducen a Manchester, a los colores celestes del City, donde probablemente jugará con su amigo Kun Agüero y será dirigido por Pep Guardiola, su máximo maestro.

   Claro que Newell’s deberá esperar para tenerlo a Messi jugando en el Coloso. Pero al menos podría recibir un colchón de euros por su hijo pródigo, lo que no es poca cosa en época de pandemia. Más allá del fervor de los hinchas leprosos que en las calles rosarinas y las redes sociales se ilusionan con tenerlo ahora con la diez rojinegra.

El sistema Comet, el aliado leproso

Es un sistema experto que se aplica por medio informático (software) para la gestión administrativa y deportiva, como el registro de jugadores, entrenadores, directivos, árbitros, clubes, escenarios deportivos, transferencias nacionales e internacionales y también para el desarrollo de las competiciones. Este sistema tiene su origen en el año 2003 en la Federación Croata de Fútbol. Está avalado y autorizado por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (Fifa) para desarrollarse e implementarse en todas las federaciones de fútbol del mundo entero, ya que lo que se pretende con este, es tener un registro (código) único mundial de todos los movimientos que se hagan en el fútbol en lo que tiene que ver con las transacciones y registro de jugadores, entrenadores, administrativos y competencias. Allí quedó registrada la fecha de traspaso legal de Messi de Newell’s al Barcelona.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario