Edición Impresa

Naciones Unidas: "La guerra contra el ébola no se ha ganado aún y seguiría unos seis meses"

El coordinador de la ONU criticó el boicot de las aerolíneas a la región africana afectada por el virus que ya ha matado a 1.427 personas.

Martes 26 de Agosto de 2014

El coordinador especial de la ONU para el ébola calificó ayer la lucha contra la epidemia de "guerra" que podría durar seis meses más, al tiempo que criticó el boicot de las aerolíneas a la región africana afectada.

"El esfuerzo para derrotar al ébola no es una batalla sino una guerra que requiere que todos trabajen juntos, duro y de forma eficiente" pidió en rueda de prensa en Sierra Leona el coordinador especial nombrado por Naciones Unidas, David Nabarro, que está de gira por los países afectados.

"Espero que se logre en seis meses, pero en todo caso tenemos que trabajar hasta que sea completado", añadió.

Las aerolíneas que han dejado de volar desde o hacia los países afectados, en la parte occidental de Africa, hacen que los esfuerzos de la ONU "sean mucho más difíciles".

"Al aislar al país le pone las cosas difíciles a la ONU", indicó.

"Ayúdennos a averiguar cómo podemos hacerlo y al mismo tiempo asegurarnos que no corren riesgos" pidió el médico, en alusión a las aerolíneas.

Virus letal. El virus de ébola, una fiebre hemorrágica que puede matar en cuestión de días, ha infectado a más de 2.600 personas y matado a 1.427 en Sierra Leona, Guinea, Liberia y Nigeria en lo que va de año.

Una cepa diferente se detectó este pasado fin de semana en la República Democrática del Congo. "No tiene ningún vínculo con la (epidemia) que afecta a Africa occidental", aseguró el domingo el ministro de Salud, Félix Kabange Numbi, a la AFP.

Poco antes de la conferencia de prensa de Nabarro, también ayer, el gobierno de Liberia anunció que un médico liberiano tratado con un suero experimental estadounidense murió en su país tras haber contraído ébola.

"Mostraba señales de mejoría, pero finalmente falleció. El gobierno lamenta esta pérdida y presenta sus condolencias a la familia", explicó a la AFP el ministro de Información de Liberia, Lewis Brown, que precisó que el médico Abraham Borbor murió la madrugada de ayer (ver aparte).

Otros dos trabajadores sanitarios tratados con este suero, el ZMapp, "siguen en tratamiento y hay señales de esperanza", indicó el ministro.

Estados Unidos entregó a Liberia el último 13 de agosto dosis de ZMapp para estos tres profesionales sanitarios. El tratamiento, que no se había probado antes con humanos, también fue administrado a dos estadounidenses que la semana pasada fueron declarados curados, y a un cura español que murió el 12 de agosto. Los tres se habían contagiado en Liberia.

El laboratorio que fabrica el ZMapp dijo que las escasas dosis disponibles del medicamento se habían agotado.

Por su parte, Japón dijo, también ayer, estar dispuesto a proporcionar un tratamiento experimental de una empresa japonesa que el país homologó en marzo como un antiviral contra la gripe, con el objetivo de luchar contra el ébola "si la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo pide".

De momento no existe ninguna vacuna o antiviral homologado contra el ébola. Ante la amplitud de la epidemia, la OMS consideró "ético" el 12 de agosto ofrecer medicamentos cuya eficacia o efectos secundarios aún no se han comprobado "como tratamiento potencial o a título preventivo".

Murió un médico pese al remedio

Un médico de Liberia murió de ébola pese a haber sido tratado con el medicamento experimental ZMapp, pese a que previamente sanaron otros pacientes que recibieron ese tratamiento, informaron hoy medios locales. Abraham Borbor fue uno de los tres médicos a los que se les suministró Zmapp en Liberia. Contrajo la enfermedad al estar tratando pacientes en el Centro Médico John F. Kennedy, en la capital del país africano. El ministro de Información, Lewis Brown, consideró un gran golpe la muerte de Borbor, ocurrida en la noche del domingo. “Ayer estaba caminando”, se lamentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario