Edición Impresa

Mario Poli, el arzobispo de Buenos Aires, fue nombrado cardenal

Francisco designó a 16 purpurados que tendrán posibilidad de elegir a su sucesor, y a otros tres eméritos. El religioso fue estrecho colaborador de Jorge Bergoglio, a quien sucedió en el cargo cuando fue elegido jefe de la iglesia.

Lunes 13 de Enero de 2014

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, será creado cardenal en febrero próximo entre otros 19 nuevos purpurados que ascenderán a esa jerarquía y se convertirán en los primeros del pontificado del Papa Francisco.

El sumo pontífice hizo el anuncio ayer al término del Angelus dominical desde la ventana del palacio apostólico ante los miles de peregrinos que asistían a la ceremonia en la plaza de San Pedro.

Mario Aurelio Poli es arzobispo de Buenos Aires desde el pasado 28 de marzo, cuando sucedió en el cargo a Jorge Mario Bergoglio, quien 15 días antes había sido designado Papa.

Nacido el 29 de noviembre de 1947, Poli ingresó en 1969 en el Seminario Metropolitano de la Arquidiócesis de Buenos Aires, del barrio de Villa Devoto, donde cursó los estudios de filosofía y teología, además de obtener la licenciatura en Trabajo Social en la Universidad de Buenos Aires.

El 25 de noviembre de 1978 fue ordenado sacerdote en la Catedral metropolitana de Buenos Aires por el cardenal Juan Carlos Aramburu, por entonces arzobispo de Buenos Aires.

En 2002, el Papa Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Buenos Aires y en 2008 Benedicto XVI lo promovió a obispo de Santa Rosa, en la provincia de La Pampa.

Con Bergoglio. De estrecha relación y antiguo colaborador de Bergoglio como obispo auxiliar de la ciudad de Buenos Aires y vicario episcopal del barrio porteño de Flores entre 2002 y 2008, cuando fue nombrado obispo de Santa Rosa, sus allegados lo describen como de andar lento y de pocas palabras, aunque alzó su voz en varias oportunidades frente a lo que él consideró serias injusticias. Así se manifestó también con cuestiones contrarias a la doctrina de la Iglesia como el aborto o el matrimonio igualitario.

También mantuvo posiciones fuertes frente al poder político cuando en 2009 los ediles de la capital pampeana sacaron del Concejo Deliberante una imagen de la Virgen de Luján, que había ocupado ese lugar durante 20 años.

Poli reclamó al viceintendente José Di Liscia y a concejales que la imagen fuese retirada en forma solemne, si es que no iba a ser repuesta en su lugar original, en un mensaje donde también explicó quién es y qué significa la Virgen de Luján para la fe del pueblo argentino.

Llegó a la diócesis pampeana en 2008 en medio del escándalo por la investigación judicial del instituto Servi Trinitatis, una orden religiosa acusada de maltrato, trata de personas, reducción a la servidumbre y comportamiento "sectario". Tuvo otro sobresalto en agosto de 2012, cuando el sacerdote Jorge Hidalgo saludó por Facebook al dictador Jorge Rafael Videla con motivo de su cumpleaños.

Ante la indignación generalizada, Poli advirtió que el presbítero causó "un grave daño a la Iglesia" y calificó el episodio de "insoportable escándalo" para la sociedad.El prelado reforzó su posición enviando una carta para ser leída en todas las parroquias de la diócesis, en la que aseguró que las expresiones del párroco de la Medalla Milagrosa "son ajenas a nosotros y a nuestro oficio de amar, y nos causó un profundo pesar".

De los 19 nuevos purpurados, 16 tienen menos de 80 años y, hasta que alcancen esa edad, serán potenciales electores de un nuevo pontífice.

Además de Poli, otros cuatro cardenales que serán creados el 22 de febrero serán latinoamericanos, procedentes de Chile, Brasil, Haití y Nicaragua.

Del resto, cuatro serán italianos, dos europeos (un alemán y un británico), un norteamericano (Canadá), dos africanos (Costa de Marfil, Burkina Faso) y dos asiáticos (Corea del Sur y Filipinas).

Con esas designaciones, el Papa argentino modifica sin llegar a revolucionar los equilibrios internos del Colegio Cardenalicio, el órgano más importante de la Iglesia, al convertirlo en menos eurocentrista.

Poli, junto al resto de los nuevos purpurados, será investido el 22 de febrero durante el primer Consistorio o asamblea de cardenales del pontificado de Francisco, inaugurado en marzo del 2013.

El Papa bautizó a 32 bebés

El Papa Francisco bautizó ayer en la Capilla Sixtina a 32 niños. Entre ellos estuvo Giulia, hija de una pareja de militares italianos casada solo por civil, lo cual no impidió que la nena accediera al sacramento. También bautizó al hijo de una madre soltera, quien había pensado abortar cuando su compañero la abandonó, y había escrito una carta a Francisco en la que le refirió su gran angustia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS