Edición Impresa

Mangeri quedó imputado de homicidio agravado y femicidio

 El juez, Javier Ríos, entendió que el imputado, con la intención de vencer su resistencia para someterla sexualmente, le propinó una “golpiza” y la asfixió hasta quitarle la vida.

Sábado 23 de Noviembre de 2013

Jorge Mangeri fue acusado formalmente del “homicidio agravado, criminis causa” y “femicidio” de Angeles Rawson por el juez a cargo de la causa, quien entendió que el portero asfixió a la adolescente hasta quitarle la vida en su intento de violación.

   El juez a cargo de la investigación del asesinato de Angeles, Javier Ríos, entendió que el imputado, con la intención de vencer su resistencia para someterla sexualmente, le propinó una “golpiza” y la asfixió hasta quitarle la vida.

   El único detenido por el homicidio quedó así formalmente acusado de “haber abusado sexualmente de la menor Angeles Rawson con el propósito de accederla carnalmente a cuyo fin le efectuó una golpiza destinada a vencer su resistencia a ser sometida”, según surge de la última indagatoria a la que fue sometido el portero.

   “Por su condición de mujer, aprovechándose asimismo de la edad de la niña (16 años) y de la superioridad física, mediando violencia de género”, señala la imputación a Mangeri que el juez Javier Ríos le leyó cuando le amplió la declaración.

   En el expediente se explica que “con una mano le comprimió el cuello dejando improntas equimóticas en la zona y con la otra la sofocó, obstruyendo los orificios nasales y la boca, manteniendo este mecanismo de asfixia mixta hasta que la niña perdió la vida”.

   De esta manera, el juez amplió la imputación a “homicidio agravado, criminis causa” y “femicidio”, penado con prisión perpetua.

   De la lectura de los cargos surge lo que habría ocurrido antes de matarla: “A fin de evitar ser accedida carnalmente protegió su zona genital con ambas manos”. “El compareciente (Mangeri) en su intento de penetrarla trató violentamente de quitarlas de allí, lo que le provocó a la damnificada lesiones en el dorso de ambas manos”, se detalla.

   Se precisa que hay ADN de Mangeri “en los dedos índice, anular y mayor” de Angeles, y en la soga con la que fueron atados sus tobillos, “en la que quedaron rastros genéticos del compareciente y se halló, además, un cabello de características morfológicas similares al suyo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS