Edición Impresa

Maduro anunció el arresto de tres generales que planeaban un golpe

Cancilleres de la Unasur llegaron a la convulsionada Caracas para intentar consensuar un diálogo político que ponga fin al conflicto. Sin revelar sus nombres, el mandatario dijo que los insurrectos pretendían alzar a la fuerza aérea en contra de su gobierno legítimamente constituido.  

Miércoles 26 de Marzo de 2014

Venezuela detuvo a tres generales de la fuerza aérea que según el presidente Nicolás Maduro planeaban un golpe de Estado apoyado por la oposición, en medio de una ola de protestas que agita al país desde hace casi dos meses. El sorpresivo anuncio de Maduro se produjo mientras recibía a una comisión de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que inició ayer una visita a Caracas para analizar la situación de Venezuela y contribuir al diálogo entre el gobierno y la oposición. "En la noche de ayer (lunes) capturamos tres generales de la aviación que veníamos investigando gracias a la poderosa moral de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana", dijo el mandatario. "Tres generales que pretendían alzar la fuerza contra el gobierno legítimamente constituido", agregó.

Maduro no ofreció mayores detalles sobre las detenciones, o los nombres de los oficiales, y agregó que dieron con los insurrectos por las denuncias de oficiales jóvenes que alertaron de los preparativos del golpe. "Este grupo capturado tiene vínculos directos con sectores de la oposición, y decían que esta semana era la decisiva", agregó.

El gobierno venezolano ha denunciado múltiples intentos de golpes de Estado en los últimos años, además de varios planes de magnicidio o asesinato a líderes del partido oficial, aunque raramente ofrece pruebas concretas de tales acusaciones. Maduro asegura que las protestas, las mayores en más de una década en Venezuela, tienen como fin último sacarlo del poder usando la receta que en 2002 sacó brevemente de la presidencia a su predecesor, Hugo Chávez. Los violentos enfrentamientos han costado la vida al menos a 36 partidarios y opositores del gobierno socialista. Las manifestaciones comenzaron en febrero, cuando miles de venezolanos salieron a las calles para reclamar por los altos índices delictivos, la escasez de productos básicos como el papel higiénico, y la inflación de más de un 57 por ciento anual.

Maduro habló ayer ante cancilleres de la Unasur al inicio de una reunión para analizar mecanismos que impulsen un diálogo de paz para poner fin a las protestas. Entre los cancilleres que confirmaron su presencia en Venezuela se encuentran el argentino Héctor Timerman, la colombiana María Angela Holguín, el ecuatoriano Ricardo Patiño, el brasileño Luiz Alberto Figueiredo y el boliviano David Choquehanca. Una resolución de la Unasur del 12 de marzo indicó que la comisión sería enviada para que "acompañe, apoye y asesore en un diálogo amplio y constructivo orientado a recuperar la convivencia pacífica en Venezuela".

Maduro dijo que espera que la Unasur apoye la llamada comisión de la verdad que creó la Asamblea Nacional (Congreso), en la que la oposición no participa, para la investigación de este "golpe continuado contra Venezuela". Asimismo, dijo que continuará llamando a que la oposición se incorpore a la conferencia de paz, que planteó para acabar con las protestas, pero que la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática se negó a participar.

Machado teme ser apresado

La diputada opositora María Corina Machado prevé regresar hoy a Caracas, aunque teme ser detenida luego de que fuera suspendida como legisladora y perdiera su inmunidad parlamentaria, anunció ayer en Lima. “Mañana (por hoy) voy a regresar a mi país porque soy diputada, y como tal ingresaré a Venezuela para continuar luchando en la calles sin descanso hasta que conquistemos la democracia y la libertad”, dijo Machado en el Congreso peruano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS