Edición Impresa

Los estrenos de cine bajo la lupa de Escenario

"Agosto", "12 años de esclavitud", "Por un puñado de pelos" son las películas que renovaron la cartelera en la ciudad.

Domingo 09 de Febrero de 2014

"Agosto"

Calificación: ****. Intérpretes: Meryl Streep, Julia Roberts, Ewan McGregor, Juliette Lewis. Dirección: John Wells. Género: Drama. Salas: Del Centro, Monumental, Showcase, Sunstar. Village.

Cada casa es un mundo..., reza la sentencia de épocas en las que los refranes eran faros que guiaban a quien buscara filosofía de entre casa. “Agosto”, la película por la que Meryl Streep seguramente ganará otro Oscar por su extraordinaria interpretación de una madre que navega por los mares de la vejez, perdida por las drogas disfrazadas de medicamentos, narra una historia dura, terrible, pero peligrosamente parecida a las realidades de los universos encerrados en cualquier casa de familia occidental. El relato comienza cuando tres hermanas se reencuentran en su casa natal para asistir al funeral del padre. En el antiguo hogar se reúnen con su madre y con sus tíos, y el mundo comienza a temblar con las revelaciones que se producen mientras cumplen con la ceremonia de la comida del funeral. Con un elenco de primera línea donde brilla Meryl Streep y cumplen correctamente con sus roles Julia Roberts, Ewan McGregor y Juliette Lewis, la película se convierte en una sucesión de golpes propinados en dosis exactas que otorgan credibilidad al argumento. El filme, que sorprende por su dureza, pone al descubierto los problemas que en una familia suelen ocultarse a la espera de que el tiempo acomode cosas que sólo pueden poner en su lugar los protagonistas de la historia.

Por Marcelo Menichetti / La Capital

"12 años de esclavitud"

Calificación: ****. Intérpretes: Chiwetel Ejiofor, Lupita Nyong’o, Benedict Cumberbatch y Michael Fassbender. Dirección: Steve McQueen. Género: Policial. Salas: Monumental, Showcase y Sunstar y Village

Después de un comienzo autocomplaciente -el color de la piel del protagonista parece solo una curiosidad a mediados de 1800, en medio de una población mayoritariamente blanca- “12 años de esclavitud” entra de lleno en el horror de esa práctica, legal en esa época en los estados del sur de Estados Unidos, pero no en el norte. Lo hace de la manera más cruel: la traición. Solomon Northup, negro, libre y músico, es estafado, separado de su familia, vendido como esclavo y enviado al sur. La historia de Solomon es real y la dejó escrita en un libro del mismo título. El director Steve McQueen (“Hunger”, “Shame”), la rescató del olvido y obtuvo una película impactante, cruel y conmovedora. “12 años...” muestra su parentesco estilístico y narrativo con los filmes anteriores del director -en los tres casos a cargo de Michael Fassbender-, más cercano al cine de autor e independiente que al industrial, como el plano secuencia, el detalle, los silencios y un gran trabajo de edición de sonido, fotografía y montaje.
  En el último año dos películas se dedicaron a explorar desde distintos puntos de vista la esclavitud, “Django sin cadenas”, de Tarantino, sobre la liberación y la búsqueda justicia por mano propia, y “El mayordomo”, de Lee Daniels (dos Oscar por “Preciosa”) con una historia inversa, la de un hijo de esclavos que viaja al norte progresista y asciende en la escala social sin olvidar su pasado. Pero en “12 años...”, Solomon no tiene tiempo para pensar en una revancha, justicia o progreso: solo intenta sobrevivir. Y si lo logra, quizás, recuperar su dignidad.

Por Rodolfo Bella / La Capital

"Por un puñado de pelos"

Calificación: ***. Intérpretes: Nicolás Vázquez, Norma Argentina, Rubén Rada, Carlos Valderrama, Daniel Ferreyra. Dirección: Néstor Montalbano. Género: Comedia. Salas: El Cairo, Monumental, Showcase y Village.

El cine de Néstor Montalbano responde a la consigna “tómalo o déjalo”. Lo que habla muy bien de Montalbano, él no hace un cine “para todo el mundo” y lo sabe, y allí radica la mayor valoración de su propuesta. “Por un puñado de pelos” es un raíd disparatado del derrotero de Tuti Turman, un personaje sin responsabilidades (logrado rol de Nico Vázquez), cuyo único problema aparente es su incipiente calvicie. El joven descubre que hay unas aguas milagrosas en San Luis, y hacia allí va con el portero de su edificio (correcto Daniel Ferreyra, el guitarrista estrella de “Talento Argentino”), quien acudirá a ese paraje para celebrar el cumpleaños centenario de su abuela. En esta película, Montalbano va desandando una trama con resortes delirantes, pero lo interesante es que la película entretiene sin ser una sucesión de gags del estilo de “Los bañeros más locos del mundo”. Nada de eso. Es muy atrapante el contraste del hombre porteño, hijo de un empresario rico, con el tipo de campo, con otros tiempos y alejado de la sociedad de consumo. El filme, que hasta incluye en una escena un pequeño homenaje al western, tiene una resolución que apunta a fortalecer las búsquedas personales. Como Montalbano, cuya búsqueda es siempre bienvenida para el cine argentino.

Por Pedro Squillaci / La Capital

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS