Edición Impresa

Los demócratas buscan el impulso de la comunidad latina

Charlotte. — El Partido Demócrata inició ayer su convención nacional con el foco puesto en la comunidad latina y una agenda que incluirá invitados y oradores hispanos y la participación histórica y estelar del alcalde texano, Julián Castro.

Miércoles 05 de Septiembre de 2012

Charlotte. — El Partido Demócrata inició ayer su convención nacional con el foco puesto en la comunidad latina y una agenda que incluirá invitados y oradores hispanos y la participación histórica y estelar del alcalde texano, Julián Castro. Con 12,2 millones de latinos que se estima votarán en las elecciones presidenciales de noviembre y dada la influencia cada vez más decisiva de la comunidad en los comicios nacionales y locales, Castro fue reclutado para que se convierta en el primer hispano en dar un discurso central en una convención del partido.

Con 37 años y nominado como el intendente más joven entre las 50 ciudades más grandes de Estados Unidos, Castro, de ascendencia mexicana, tuvo la responsabilidad de movilizar al electorado latino con su discurso en la primera noche de eventos en Charlotte, la ciudad de Carolina del Norte sede de la convención. Otros políticos hispanos participan también de la convención demócrata.

Las últimas encuestas muestran que el 64 por ciento de los votantes latinos prefiere a Obama antes que a su rival republicano, Mit Romney. No obstante, el aspirante opositor logró subir cuatro puntos y llegar al 30 por ciento tras su discurso de aceptación de la candidatura presidencial en la Convención Nacional Republicana de la semana pasada, según reveló un sondeo de la firma Latino Decisions.

Minorías. Al inaugurar formalmente la Convención Demócrata, la congresista Debbie Wasserman Schultz, presidenta del comité nacional de la agrupación, subrayó ayer que el encuentro será el más inclusivo de la historia del partido, en una clara alusión a la importancia dada a las minorías, entre ellas la hispana y la afroamericana.

Camino a la Convención, Obama cerró ayer una gira por varios Estados con un acto en Virginia en el que acusó a los republicanos de querer un retroceso para Estados Unidos. En su acto en Norfolk, Obama volvió a defenderse de persistentes críticas republicanas sobre el estado del país tras su gestión, y dijo a cientos de estudiantes que Romney y su partido "nos quieren hacer retroceder" y que es hora de "cerrar la brecha entre el Estados Unidos que debería ser y el que es en este momento".

El compañero de fórmula de Romney, el congresista Paul Ryan, mantuvo el foco en la cuestión que su partido fogonea desde hace varios días, de si los estadounidenses están mejor o peor que hace cuatro años, la misma pregunta que el ex presidente Ronald Reagan se hacía sobre la gestión de Jimmy Carter décadas atrás. Los votantes "echaron a Carter y contrataron a Reagan, y esta vez vamos a hacer lo mismo" el 6 de noviembre, dijo el joven y ultraconservador Ryan en un acto de campaña en Westlake, Ohio.

Romney, ya declarado oficialmente candidato en la convención de Tampa, pasó el día de ayer preparando los debates con Obama del mes próximo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario