Edición Impresa

Las redes sociales, una herramienta de riesgos y posibilidades de comunicación

Para muchos adultos, que los niños accedan a las redes sociales no es una buena opción, sin embargo es parte de la realidad de la época que nos toca transitar.

Lunes 04 de Noviembre de 2013

Para muchos adultos, que los niños accedan a las redes sociales no es una buena opción, sin embargo es parte de la realidad de la época que nos toca transitar.

Todos, empezando por los adultos de la familia, estamos inmersos dentro de esta nueva etapa de la comunicación, aunque a veces parece que estuviéramos más aislados, más incomunicados. Modernidad y tecnología mediante, los chicos también quieren participar, y nosotros debemos cuidarlos.

Más allá de que hace un tiempo podíamos preguntarnos si participar de las redes sociales era adecuado para los chicos, hoy ante el avance de esta modalidad de participación debemos prestar atención a cómo la utilizan convirtiéndolo en un espacio seguro para ellos, ya que de no ser por ciertos cuidados puede no serlo. Asimismo, son muchos los adultos que se manejan en las redes sociales sin conocer algunos detalles importantes.

No saben configurar las opciones de privacidad, comentan detalles sobre su vida privada, aceptan a personas desconocidas dentro de sus contactos. Entonces podemos preguntarnos si como adultos somos conscientes del alcance de las redes sociales.

Sin dudas, la mejor forma de cuidar a los chicos en estos espacios virtuales es con responsabilidad y participación. Para ello es necesario aprender a usar estas herramientas, y ser partícipes de la vida de nuestros hijos:

-Saber cómo crear un perfil en una red social y cuáles son las posibilidades y características de participación en las redes sociales.

-Conocer y enseñarles la configuración de seguridad y las opciones de privacidad de la red.

-Ser contacto de los chicos.

-Establecer horarios para que estén conectados.

-Poner la computadora en un lugar visible para todos.

-Hablar con ellos sobre internet, los sitios seguros y los que no lo son.

-Enseñarles a cuidarse, por ejemplo, que no deben tener dentro de sus contactos a personas desconocidas.

-Hacerles entender el anonimato que pueden esconder las redes sociales y sus consecuencias posibles, las personas que encuentren en las redes sociales pueden no ser quienes parecen o quienes dicen ser.

-No brindar datos personales.

-Hacerles comprender la importancia que puede tener hacer comentarios sobre su privacidad, o brindar información personal, compartir fotos.

-Fomentar la confianza que favorezca la educación de los chicos.

-Las redes sociales pueden ser un lugar donde hacer comentarios sin medir que pueden ser hirientes, enseñarles a no hacer o decir a los demás lo que no les gustaría que les hicieran o dijeran a ellos.

-Enseñarles que deben contarles a los padres inmediatamente cualquier incidente o contacto recibido por parte de extraños.

Una red social es una herramienta de comunicación, el inicial anonimato que implican puede proporcionar situaciones de riesgo. Por eso, los adultos debemos estar alertas, brindar a los hijos información adecuada para que sepan cuidarse. No se trata de prohibir, se trata de enseñarles, de tener confianza en ellos sin dejar de prestar atención. Existen redes creadas especialmente para los pequeños.

Cada vez es más frecuente que niños a partir de los siete años accedan a las redes sociales como Facebook, en la que se publican contenidos que no son aptos para su edad. Cabe aclarar que la edad para tener un perfil en esta conocida red es de 13 años, pero con autorización de los padres o sin ella los chicos acceden a Facebook, sin decir cuál es su verdadera edad.

Si bien podemos pensar que a los siete años no es necesario tener un perfil en una red social, ellos están inmersos en esta época de comunicaciones virtuales.

Si la idea es que no se sientan excluidos, existen redes sociales infantiles creadas con contenido apto para los más chicos. Pueden divertirse y relacionarse con sus pares con medidas de seguridad acordes. En general, estas redes cuentan con moderadores que eliminan contenidos inapropiados, y guías de uso para los padres.

De todos modos, siempre debemos los adultos supervisar el ingreso y la participación ya que, como cualquier red social, aunque con algunas restricciones, no se puede comprobar quiénes acceden. El anonimato y el reemplazo de identidad es posible.

Las más conocidas con: Club Penguin y los sitios de los canales infantiles Discovery Kids, Cartoon Network y Disney Channel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS