Edición Impresa

La solidaridad que llega tras la locura del delito

David tiene 15 años y quedó parapléjico por un balazo en un intento de robo. Sus amigos juntan dinero para acondicionar su casa a su estado físico.

Domingo 28 de Abril de 2013

David Soria es una víctima más de la inseguridad. El 30 noviembre del año pasado dos chicos le quisieron robar la moto y le dispararon un tiro en la espalda que lo dejó parapléjico. Tiene 15 años y toda un vida por delante. Su madre, Gabriela Fulgueira, sus amigos y gente anónima que se acercó a ayudar son sus grandes soportes. En cuatro meses juntaron el dinero necesario para construir un montacargas que le permita salir de su casa, ubicada en una planta alta. Ahora podrá asistir a la rehabilitación y movilizarse con independencia en la silla de ruedas.

La movida solidaria comenzó en la escuela de David, Padre Jorge Berti, donde cursa cuarto año. Sus amigos organizaron una rifa muy grande con la que Gabriela pudo pagar el plus que cobró el médico por la cirugía que necesitó David.

Ahora los chicos están organizando otra y uno de ellos recorre todos los días las aulas pidiéndole a los demás alumnos que en vez de 5 pesos, gasten 4 en el quiosco y donen 1 para David. Porque todavía falta mucho: hay que reacondicionar, o mejor, hacer de nuevo el baño de la casa para que pueda entrar la silla de ruedas del joven, que era jugador de rugby en Caranchos.

También hay que adecuar la habitación. Y todo esto suma bastante dinero que la madre de David no puede reunir sola.

Junto con la movida de los chicos, también se pusieron en acción las amigas de Gabriela. A través de Facebook armaron una campaña para juntar dinero.

Y más tarde apareció gente anónima, que no conocían a David pero sí su historia, y se quisieron unir a la cruzada por el chico y su familia.

Empezaron a enviar mails a sus amigos con una lista de todo lo que se necesita para construir un montacargas. "10 pesos, un pedazo de caño o una bolsa de arena, lo que sea será bienvenido", empezaba el correo electrónico.

La respuesta no se hizo esperar. Uno donó el trabajo de su pequeña empresa de construcción, otro pagó los caños, otro aportó un aparejo eléctrico y otro sumó lo necesario para pagar la mano de obra de albañilería. En breve comenzarán las obras en Matienzo al 2500.

Con clases. Junto con las modificaciones edilicias que se realizarán en la casa, también es importante que el chico no pierda la escolaridad, y por eso los profesores están yendo a su casa para darle clases. "Es un muy buen alumno", dijo Emiliano Fonari, profesor de Físicoquímica y Biología.

El Ministerio de Educación envía cinco profesores, todos de la escuela de David, para que le den todas las materias y así el joven pueda seguir regular con la escolaridad.

"Los chicos están muy comprometidos con este caso, David es muy querido", contó el profesor y agregó que ahora están organizando otra rifa porque consiguieron que una empresa de turismo les donara dos pasajes con estadía a Bariloche para rifar. Además, están intentando conseguir una camiseta de Newell's y de Central firmada por los jugadores para engrosar el premio.

Gabriela ahora es la que está haciendo frente a toda la situación. A David de a poco le va cayendo la ficha de lo que le pasó y no hace preguntas. En esa casa de zona oeste no hay quejas, sólo resignación y dolor, mucho dolor e impotencia por un Estado dormido, ausente mientras tantas personas son víctimas de la inseguridad. Ningún político se acercó. Pero en Rosario hay mucha gente anónima que sí lo hizo y con esto lucharán por salir adelante.

Cuenta corriente

Para sumarse a esta cruzada se pueden hacer donaciones en la cuenta corriente del Banco Macro número 472009472336002.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario