Edición Impresa

La resistencia del libro

La noche de las librerías es un acontecimiento que se repite año tras año, en el cual las librerías permanecen abiertas al público hasta largas horas de la noche. Resulta pintoresco observarlas iluminadas, vivas, en medio de la ciudad que duerme.

Miércoles 30 de Abril de 2014

La noche de las librerías es un acontecimiento que se repite año tras año, en el cual las librerías permanecen abiertas al público hasta largas horas de la noche. Resulta pintoresco observarlas iluminadas, vivas, en medio de la ciudad que duerme. Si se deambula y recorre un poco las calles pueden verse bicicletas en las veredas a la espera de quienes se encuentran en la fructuosa búsqueda de un buen ejemplar a un mejor precio. Las librerías de viejo como le llaman a aquellas en donde pueden canjearse, vender, comprar revistas y libros usados parecen ser las preferidas para quienes practican la librofilia, quizás por su faceta artesanal o por la posibilidad de encontrar ejemplares fuera de catálogo, ediciones varias y algún que otro tesoro perdido entre las estanterías y bateas. En medio del debate entre el libro y las nuevas tecnologias podemos revelar muestras suficientes que indican que el libro es capaz de resistir ante la era de la información digital, los tiempos de e-books y el embate de los sistemas multimedia, vale aclarar que cuando nos referimos a resistencia no hacemos estricta relación a la industria del libro y sus regalías, es ese otro tema que no nos compete, sino que nos referimos al libro como objeto, como bien cultural, el que más allá de miradas románticas deberá perdurar porque es materia, puede tocarse, tiene textura, perfume, es capaz de acompañarnos y principalmente porque se puede prestar y compartir. Por último, pregunto: ¿qué vas a leer hoy?

Gabriel Zoratti / DNI 32.295.825

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario