Edición Impresa

La Colifata, primera radio en transmitir desde un psiquiátrico, se exporta

Siete radios europeas inspiradas en el modelo porteño de La Colifata se reunieron anteayer en París para celebrar este proyecto pionero.  

Lunes 15 de Abril de 2013

Siete radios europeas inspiradas en la experiencia de La Colifata —la primera radio del mundo en transmitir desde un hospital psiquiátrico— se reunieron anteayer en París para celebrar este proyecto pionero que ahora es imitado en varias partes del mundo.

Iniciada en 1991 por iniciativa del psicólogo Alfredo Olivera como parte de la terapia de recuperación de los pacientes del Hospital Neuropsiquiátrico José Tiburcio Borda de Buenos Aires, la intención original del programa era derribar las barreras que existen entre las personas recluidas en el asilo y la sociedad.

"Cuando comencé a trabajar como voluntario en el Borda me di cuenta de que los internos habían perdido todo contacto con el mundo exterior", afirma Olivera.

Surge entonces la idea "de abrir un espacio de recuperación del yo, de la subjetividad y el individualismo del enfermo psiquiátrico, que gracias a la radio logra comunicarse y ser reconocido por el mundo exterior", explica Olivera.

En su primer formato —y sin más recursos técnicos que una grabadora de cinta portátil— los internos grababan sus conversaciones, que luego eran transmitidas en radios comunitarias, que a su vez se encargaban de retransmitir el programa y de devolver a La Colifata los saludos y comentarios de los oyentes.

A través de este intercambio, Olivera sostiene que personas que a priori se encuentran excluidas de la sociedad "logran traspasar los muros del aislamiento de la internación y hacer escuchar su voz, generando así actos concretos de inclusión social".

Colifa.El nombre del programa no es fortuito. "La colifata", que en lunfardo rioplatense quiere decir precisamente "la loca", fue plebiscitada por los primeros oyentes.

"Podríamos haber tenido un nombre que no aludiera a la locura, pero la sociedad te vuelve a ubicar en tu lugar. Pero finalmente, este nombre se convirtió en una oportunidad de aceptar este lugar de asignación social para desde allí cuestionarlo", señala Olivera.

Hoy el programa se transmite en vivo todos los sábados por la frecuencia FM 100.1, desde los jardines del Borda, y es escuchado por más de siete millones de auditores.

A partir de esta experiencia, que se ha convertido en algo más que una terapia alternativa, otras radios europeas se han inspirado en el modelo de La Colifata.

Los locutores de radio Citron -creada en Francia en 2009 junto a la asociación "Llan retrouvé" (el impulso recuperado)- sufren de esquizofrenia, de depresión profunda o padecen algún trastorno psicótico en grados variables.

Importado directamente por el fundador de La Colifata, este proyecto reúne a pacientes de tres instituciones psiquiátricas parisinas.

"¡Bonjour! No están escuchando voces. ¡Es Radio Citron!", anuncia el locutor bajo una cortina musical vertiginosa que bien podría haber sido tomada de una película de Hitchcock.

Sin control ni censura, los pacientes presentan crónicas elaboradas sobre cine, música, libros, o incluso poesía, com en cualquiera otra radio. Pero a veces libran confesiones más íntimas, que pueden abarcar desde su visión de la enfermedad hasta debates filosóficos sobre la vida y la sociedad, transformando así a la radio en una herramienta terapéutica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS