Edición Impresa

Investigan el extraño rapto de un motociclista

Denunció que lo tuvieron cautivo 30 horas y que lo liberaron tras pagar 2 mil pesos. La policía detuvo a dos jóvenes y recuperó la moto de la víctima.

Domingo 19 de Mayo de 2013

Dos jóvenes hermanos fueron apresados ayer a la mañana en el barrio Ludueña imputados de ser los autores del extaño episodio del que fue víctima Rodrigo P., un muchacho de 23 años que denunció haber sido raptado días atrás por un trío de delincuentes que lo mantuvo cautivo unas 30 horas durante las cuales lo extorsionaron, le sacaron dinero y lo liberaron sin lesionarlo.

En días en los cuales los supuestos secuestros mantienen en estado de alerta a la policía rosarina, Rodrigo P. su cuota y denunció que a las 2.20 del domingo 12 de mayo, cuando circulaba a bordo de su moto por calle República Dominicana y Humberto Primo, en el barrio Industrial, fue interceptado por tres muchachos armados con pistolas y cuchillos. En esas circunstancias, dijo, fue obligado a ir con ellos hasta una vivienda cercana al lugar en la cual fue encerrado en una habitación. Previamente, sus captores le quitaron el teléfono celular, los 200 pesos que tenía en el bolsillo y la moto.

Según contó Rodrigo en su denuncia, en ese lugar estuvo unas 30 horas mientras sus captores se dedicaban a consumir cocaína y marihuana sin distraerse de su cuidado. Tras ello lo obligaron a ir a su domicilio en busca de dinero, lo que hizo en compañía de uno de los maleantes al que le entregó 2 mil pesos más. Después volvieron al lugar del encierro y, deliberación mediante, lo liberaron sin lastimarlo.

Vigilancia. En virtud de todo lo escuchado, y con el dato del domicilio donde estuvo cautivo, los policías de la seccional 12ª montaron una vigilancia a distancia hasta observar movimientos en el lugar. Así, ayer a la mañana y acompañados por el propio Rodrigo los policías se apostaron en el lugar hasta que el joven señaló a los maleantes, quienes fueron detenidos en la vía pública e identificados como Fabricio y Jeremías D., de 23 y 24 años respectivamene, afincados en calle Ludueña al 2000, quienes quedaron a disposición del juez de Instrucción en turno.

En tanto, las fuentes policiales aseguraron ayer que la moto que le robaron a Rodrigo fue encontrada por una patrulla del Comando Radioeléctrico el pasado martes abandonada en cercanías de la casa donde el muchacho estuvo cautivo y que la misma no tenía pedido de secuetro aunque ahora se averigua quién es su dueño.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS