Edición Impresa

Inquietud tras el pago del rescate por Bergara

Un familiar entregó u$s 230 mil por un sistema de postas, en un área de playa de Pinamar. El gobernador bonaerense Daniel Scioli manifestó que tiene “la máxima expectativa”, ya que se está ante un “inminente desenlace, pero no voy a adelantar mucho más porque he vivido este tema en carne propia”.

Sábado 24 de Enero de 2009

Buenos Aires.— La familia de Leonardo Bergara, secuestrado hace un mes, pagó la madrugada de ayer 230 mil dólares de rescate. El gobernador bonaerense Daniel Scioli manifestó que tiene “la máxima expectativa”, ya que se está ante un “inminente desenlace, pero no voy a adelantar mucho más porque he vivido este tema en carne propia”.

No obstante, al cierre de esta edición habían transcurrido más de 16 horas desde que se concretó el pago del rescate en la zona de “La Frontera” de Pinamar y no se tenían noticias sobre Bergara. En tanto, fuentes de la investigación señalaron que la familia del empresario entregó la madrugada de ayer, en Pinamar, 230 mil dólares de rescate, entre billetes y joyas.

Método de pago. El pago se hizo mediante un sistema de postas que comenzó el jueves a las 22 con recorridos por distintas localidades bonaerenses y finalizó en Pinamar. El hermano del cautivo, Gustavo Bergara, un empresario que está al frente de la negociación con la banda, acordó con los captores llevar el rescate en su auto por la Autovía 2, hasta que, en un llamado a su teléfono, le ordenaron que se detuviera en Chascomús.

En esa ciudad recogió una bolsa que contenía un celular y le ordenaron que se deshiciera de su teléfono y que continuara recibiendo instrucciones con el que había recogido. Así los secuestradores burlaron el seguimiento que realizaba la policía bonaerense, ya que a partir de ese momento no podría seguir escuchando las negociaciones, ni ubicar geográficamente el teléfono mediante las células de las antenas.

El secuestrador lo fue guiando hasta Pinamar, donde le dijo que se dirigiera hacia las playas de “La Frontera”, una zona despoblada, con médanos y bosques, a la que sólo se accede en cuatriciclos. Allí, a las 4 de ayer, el empresario dejó el pago del rescate y a partir de ese momento aguardó la liberación de su hermano como lo había pactado con los captores.

La prueba de vida. La liberación de Bergara se produciría a cinco días de que la familia recibió una segunda prueba de vida del cautivo, de 37 años. Esa prueba consistió en una grabación de la víctima leyendo la tapa de un matutino porteño del domingo último. La familia llegó a acordar con los captores un pago de 230 mil dólares, tras negociar durante un mes el rescate inicialmente exigido, de un millón de dólares.

Bergara fue capturado el 22 de diciembre pasado,cuando circulaba en su camioneta 4x4 Grand Cherokee, con su esposa, tras salir de su casa de Ranelagh, partido de Berazategui. Los investigadores establecieron que la pareja fue sorprendida por al menos cuatro hombres que simulaban ser policías, ocultaban sus rostros y estaban fuertemente armados.

Los captores se llevaron cautivo al matrimonio y pocos minutos después liberaron a la mujer y abandonaron la camioneta a un costado de la autopista Buenos Aires-La Plata, cerca del cementerio Parque Iraola, de Hudson. El 30 de diciembre los secuestradores dieron la primera prueba de vida que consistió en hacerle escuchar al hermano de la víctima una grabación en la que el cautivo relataba el hallazgo del galeón español del siglo XVII en Puerto Madero.

En la pesquisa, fueron detenidos cuatro policías bonaerenses, dos de los cuales fueron liberados por falta de mérito y otros dos procesados por su presunta vinculación con el secuestro. l (Télam).-

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario