Edición Impresa

Hallaron sana y salva en San Juan a una joven desaparecida en Wilde

Violencia de género.  Una sórdida historia de maltrato y de huida del hogar. Lu familia de la chica, de 23 años, denunció las agresiones de su pareja, de 42, y teme por su vida.

Viernes 29 de Noviembre de 2013

La joven bonaerense Natasha Irina Romero, de 23 años, madre de un hijo pequeño y en pareja con un hombre denunciado por violencia de género, fue hallada ayer en la terminal de ómnibus de San Juan tras estar desaparecida de su hogar de Wilde desde hacía seis días.

La familia de la joven volvió a denunciar ayer que se trata de un caso de violencia de género y solicitó que las fuerzas de seguridad implementen un "traslado seguro" para que Natasha Irina pueda regresar a Buenos Aires.

Iván Romero contó que su hermana fue encontrada en la terminal de ómnibus de la ciudad de San Juan, donde poco antes habría sido golpeada por su pareja, identificada como Jorge Ramos, de 42 años, cuyo paradero se desconoce.

En una carta que leyó a la prensa en la puerta de su casa en Wilde, el joven agradeció la ayuda de todos los que participaron de la búsqueda de su hermana y dijo que en estos momentos "ella se encuentra contenida por personal del Ministerio de Desarrollo Humano de San Juan". En la nota, la familia solicitó a las autoridades sanjuaninas que radiquen una denuncia por violencia de género, ya que "varias personas fueron testigos en la terminal" de los golpes que habría recibido de parte de Ramos.

"Tememos cualquier cosa de este hombre", indicó, por lo que pidió que se disponga un "traslado seguro" de su hermana a la ciudad de Buenos Aires, acompañada por fuerzas de seguridad. El joven aseguró desconocer cómo su hermana llegó hasta la provincia de San Juan y reiteró: "Les pedimos a los funcionarios y a las autoridades judiciales que se aseguren de que viaje en la condiciones apropiadas para que no le pase nada".

Por su parte, el ministro de Desarrollo Humano de la provincia de San Juan, Daniel Molina, precisó que la joven se encuentra "bien de salud" y también informó que "se está articulando cómo será el traslado a Buenos Aires".

"Estamos coordinando con la Justicia para poder restituirla a sus familiares lo antes posible", indicó.

La joven había sido contactada por última vez por su familia el viernes pasado y desde entonces tampoco se supo nada de Ramos.

"Estoy bien". En medio de la búsqueda, los familiares recibieron en un celular, desde un número desconocido, el mensaje "Estoy bien", pero no pudieron establecer si fue emitido por Natasha. Después se recibió una llamada del mismo origen en el que se escuchó en forma cortada una voz que repetía "hola", con un marco de intenso ruido, que parecía ser de la chica.

Los familiares de la joven realizaron la denuncia de su desaparición el martes en la seccional de Wilde al comprobar que desde el lunes faltaba a su trabajo.

En ese momento se dirigieron a la casa en la que vive la pareja, pero tampoco encontraron a nadie. Según su hermano Iván la joven le dijo que era maltratada por Ramos, con quien había empezado una relación de concubinato meses atrás. Iván indicó que desde que su hermana comenzó a salir con su pareja, ella se alejó de sus parientes, de su hija de tres años y también descuidó su trabajo.

“Sufría violencia de su pareja”

Iván Romero relató ayer que el lunes acompañó a su hermana Natasha a hacerse un control traumatológico “porque se había quebrado un dedo y me contó todas las situaciones violentas que vivía con Jorge Ramos, su pareja”.
  “Después se quedó en la casa de mis papás. El viernes me vino a buscar al instituto donde estudio y me dijo que iba a verse con Jorge, que me quedara tranquilo y que me iba a llamar a la noche”, señaló.
  “Como no nos llamó, el sábado vinimos hasta su casa y no la encontramos, por eso hicimos la denuncia en la comisaría de la mujer”, contó. Romero dijo que Ramos y su hermana “se conocieron hace un mes y medio en el trabajo” y que “él es cadete en una joyería de la calle Libertad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS