Edición Impresa

El secretario de Seguridad Comunitaria denunció amenazas contra su vida

Angel Ruani se presentó en Tribunales y dijo que las mismas alcanzan al ministro de Seguridad. Lo supo por medio de un empleado de la repartición y se lo trasladó al juez Vienna.  

Sábado 29 de Junio de 2013

Angel Ruani, secretario de Seguridad Comunitaria de la provincia, denunció ayer en los Tribunales que trabajadores de la repartición le hicieron saber que en la zona sur de la ciudad "corre el rumor" de que tanto su vida como la del ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, "corren peligro". La amenaza, dijo el funcionario, está relacionada "a toda la situación investigada sobre la banda de Los Monos" y sus vínculos con el narcotráfico. La presentación hecha por Ruani se suma a la que hace 15 días realizó el propio juez de la causa, Juan Carlos Vienna, quien dio cuenta de que por información confidencial que llegó a su despacho supo de la preparación de eventuales atentados contra su vida, contra el ministro Lamberto y el personal que trabaja en los operativos destinados a perseguir a las bandas narcocriminales que operan en Rosario.

La denuncia de Ruani fue presentada en la Mesa de Entradas Unica de Fiscalías, a cargo de la fiscal Lucía Araoz en suplencia de su par Guillermo Corbella. El funcionario, que llegó acompañado por el ministro de Justicia santafesino, Juan Lewis, dijo entonces que el mediodía del jueves supo por un trabajador de la Secretaría que no identificó, que tanto su vida como la del ministro de Seguridad corrían peligro. "Un compañero de trabajo recibe un llamado de parte de una persona que le comunica que, respecto a toda la situación investigada sobre la banda de Los Monos referente al narcotráfico, hay un rumor en el barrio de zona sur de que tanto él como el ministro corren riesgo de vida", refiere la denuncia.

Asimismo, Ruani sostuvo que la persona que hizo conocer la amenaza "hizo gestos de que iban a gatillar un arma de fuego", tanto a él como a Lamberto como modo de atentar contra sus vidas. Por eso, dijo, se reunió inmediatamente con el propio ministro, luego con el titular de Justicia y finalmente le comunicaron lo ocurrido al juez Juan Carlos Vienna, quien les sugirió hacer la denuncia conocida ayer.

Aunque no quedó asentado en la presentación formal, también se supo ayer que la amenaza hacia Ruani habría partido de un hombre muy allegado a la familia Cantero, el clan que comanda a Los Monos desde hace al menos tres lustros y cuyos integrantes están acusados por el juez Vienna de conformar una de las tres bandas narcocriminales que operan en Rosario y la región. La pesquisa se inició a partir del crimen de Martín Fantasma Paz, ocurrido en septiembre del año pasado en una clara venganza mafiosa al interior de la banda de Los Monos. Escuchas telefónicas, seguimientos y otras medidas procesales permitieron al juez determinar que esa y otras bandas contaban con protección policial.

El antecedente. La denuncia a Ruani se conoció dos semanas después de que el propio juez Vienna y el ministro Lamberto recibieran intimidaciones de similares magnitud, lo que generó un repudio generalizado y muestras de solidaridad desde todos los ámbitos políticos, institucionales y judiciales de la provincia. Fue el mediodía del 14 de junio cuando el magistrado se acercó al despacho de su par Alejandra Rodenas y detalló estar en conocimiento "por información reservada" de la preparación de un ataque criminal proveniente del mismo grupo delictivo que investiga, es decir de Los Monos. Esa información, señaló el juez, sostiene que hubo seguimientos contra su persona, contra el ministro Raúl Lamberto y contra al menos tres integrantes de la División Judiciales de la policía rosarina que participan de la pesquisa, uno de los cuales fue atacado a tiros días después.

Según refirió Vienna, desde al menos dos semanas antes a su denuncia se sabía en sectores tribunalicios de la existencia de acciones intimidatorias hacia el entorno del juez y de los policías que actúan contra las redes narcocriminales. En ese momento el magistrado no quiso hacerlas públicas para restarles trascendencia. Pero la generación de nuevos datos en el mismo sentido lo hizo cambiar de criterio y elegir, mediante la denuncia, hacer visibles los hechos. El nuevo dato fue, entonces, la recepción de un llamado telefónico que daba cuenta de que se habían pagado 500 mil pesos a personas dispuestas a atacar al magistrado y a la secretaria penal de su juzgado.

La empleada. Pocos días más tarde a conocerse esa denuncia, los investigadores allanaron la casa de una empleada de la Secretaría de Seguridad Comunitaria debido a sus presuntos vínculos con la banda de Los Monos. La mujer, identificada como Laura Saita, de 47 años, trabajaba en esa repartición desde hacía 9 años y era parte de la planta permanente del área conducida por el ahora amenazado Angel Ruani.

Los investigadores llegaron a la casa de la mujer a partir del análisis de videos grabados el día del velorio de Claudio Pájaro Cantero, quien fuera líder de Los Monos y murió baleado el pasado domingo 26 de mayo. En las cintas se ve a Saitta saludando a familiares del joven asesinado, dijeron las fuentes.

Al requisar la casa, los policías incautaron cinco celulares, dos CPU y una netbook. También secuestraron una carpeta en la que la mujer tenía pormenorizada información proveniente de la Secretaría de Análisis Delictivo y en la que figuran los nombres, funciones, domicilios y teléfonos de varios jefes policiales. Como si eso fuera poco, en los distintos ambientes de la vivienda había portarretratos en los cuales se veían imágenes de la mujer en compañía de integrantes de la familia Cantero.

En ese sentido se supo que las fotos, algunas registradas en un restaurante céntrico y otras en un cumpleaños de 15, muestran a Saita con el asesinado Pájaro Cantero, con su padre Ariel Máximo y sus hermanos Guille y Monchi. También hay retratos en los que la empleada de la Secretaría de Seguridad Comunitaria se exhibe con la esposa de Guille Cantero, llamada Vanesa B. y con los dos muchachos que están sindicados como quienes acompañaban al Pájaro el día de su crimen.

Esta mujer, que fue separada de sus funciones en la Secretaría al mando de Ruani, será indagada el próximo lunes por el juez Vienna.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS