Edición Impresa

El ex agente de la CIA prometió más revelaciones sobre las escuchas

El director de la agencia de inteligencia NSA aseguró ante el Congreso que el programa ayudó a evitar decenas de ataques terroristas. Edward Snowden anuncia su intención de quedarse en Hong Kong y resistir cualquier intento de extradición a Estados Unidos.

Jueves 13 de Junio de 2013

El ex agente de la CIA Edward Snowden, que desveló un vasto programa secreto de vigilancia por internet en Estados Unidos, prometió nuevas revelaciones y expresó su deseo de permanecer en Hong Kong y resistir a cualquier tentativa de extradición a su país, indicó ayer un diario de esa zona administrativa china. "No soy un héroe ni un traidor. Soy un estadounidense", declaró Snowden en una entrevista de la cual el South China Morning Post (SCMP) publicó un adelanto en su página web. Según el reporte del periódico, el ex agente de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), de 29 años, está decidido a revelar "otros explosivos detalles" sobre los blancos de los programas de vigilancia estadounidenses. Snowden justificó además su decisión de viajar a Hong Kong. "La gente que piensa que cometí un error al elegir Hong Kong se equivoca sobre mis intenciones. No estoy aquí para huir de la Justicia; estoy aquí para denunciar la criminalidad", agregó, según el rotativo de lengua inglesa.

Desafío. Prometió oponerse a cualquier tentativa de extradición a Estados Unidos, que estudia reclamarlo por haber filtrado secretos sobre cuestiones de seguridad a los diarios The Guardian y The Washington Post. "Mi intención es pedir que los tribunales y el pueblo de Hong Kong decidan mi destino. No tengo ninguna razón para dudar de su sistema", declaró el ex agente.

Snowden, que trabajaba para la todopoderosa agencia estadounidense de espionaje NSA, reveló la semana pasada al diario británico Guardian y al Washington Post detalles de un enorme sistema de vigilancia del gobierno de Estados Unidos a la empresa de telefonía Verizon y líderes de internet como Google y Facebook. Sus revelaciones desencadenaron una investigación criminal y una revisión interna en el gobierno del presidente Barack Obama de daños potenciales a la seguridad nacional, mientras aumentaba la presión de legisladores y grupos de interés por endurecer los controles sobre la vigilancia doméstica. El ex agente, que se refugió en Hong Kong el 20 de mayo, dijo que hizo tales revelaciones porque no podía "permitir al gobierno estadounidense destruir la vida privada, la libertad de internet y las libertades fundamentales de las personas con ese sistema gigantesco de vigilancia que están construyendo secretamente".

Justificación. En Washington, el director de la NSA dijo ayer que los recientemente desclasificados programas de vigilancia del gobierno ayudaron a evitar "decenas" de potenciales ataques terroristas. El general Keith Alexander hizo estos comentarios durante una audiencia del Senado, al ser consultado si la comunidad de inteligencia podría estimar el aporte de los datos de registros telefónicos e internet en la prevención de atentados terroristas. Aunque no hizo mención a las filtraciones respecto de los programas de vigilancia de la NSA, Alexander dijo que era vital contar con un sólido rol del Departamento de Defensa en los sistemas cibernéticos, a la luz de lo que consideró como graves y crecientes amenazas. "Si bien todavía nos sentimos confiados de que la mayoría de los líderes extranjeros cree que un ataque devastador contra infraestructura crítica y la población de Estados Unidos por medios cibernéticos llevaría a una respuesta proporcionada y firme, es posible que algún régimen o actor pueda malinterpretar el impacto y la certeza de nuestra determinación", indicó. Estados Unidos no ha presentado una petición formal de extradición a Hong Kong, ex colonia británica que conservó su sistema legal independiente cuando retornó bajo control de China en 1997. Recientemente, China retomó el control sobre temas de defensa y relaciones exteriores y puede vetar decisiones sobre extradición adoptadas por las cortes de Hong Kong. Según medios de Hong Kong, Snowden está buscando ser representado por importantes abogados expertos en temas de derechos humanos y asilo. Obtuvo el apoyo del combativo movimiento pro-democracia de la ciudad, que está preparando una manifestación para el sábado. Los organizadores, entre los que hay abogados, marcharán primero ante el consulado estadounidense y luego ante la sede del gobierno.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo el martes que Obama firmó una directiva ejecutiva pidiendo protección para quienes hacen investigaciones y denuncian supuestas irregularidades, pero que usan canales "apropiados", sugiriendo que no sean filtraciones a los diarios como hizo Snowden. Carney no respondió a preguntas sobre Snowden y declinó referirse a las acciones que se harán mientras las investigaciones estén en curso. Pero en el Congreso estadounidense, el lenguaje fue más contundente. El portavoz de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo por su parte que las filtraciones de Snowden son una violación "gigantesca" de la ley. "Es un traidor", dijo Boehner. "La revelación puso a los estadounidenses en riesgo. Mostró a nuestras adversarios cuáles son nuestras capacidades", dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS