Edición Impresa

El día que la TV extranjera invadió el país con sus series

“Avenida Brasil” y “escobar, el patrón del mal” copan el rating. Los programadores de las emisoras porteñas explican el fenómeno.

Sábado 08 de Marzo de 2014

La televisión argentina siempre ofrece una sorpresa. Ya pasó el tiempo de los talk shows, de los realities, de los programas ómnibus, de los ciclos de las medianoches, de los envíos matutinos, de los culebrones, de las telecomedias del prime time y hasta de los unitarios de culto. Hoy la estrella de la televisión argentina es... la televisión extranjera.

   ¿Cómo? Sí, muy simple, basta ver cuáles son los programas que están en boca de todos, y se codean bien alto en el rating para comprobarlo: “Avenida Brasil”, de Brasil (Telefe); “Pulseras rojas”, de España (Telefe) y “Pablo Escobar, el patrón del mal”, de Colombia (Canal 9). Todo indica que el fenómeno de las producciones for export levantará polvareda este año.

   Es más, el gerente de programación del canal de las pelotas, Darío Turovelzky, le confirmó a Escenario que habrá más estrenos extranjeros en la grilla de la importante emisora porteña y destacó que “con Avenida Brasil hay un antes y un después en la televisión argentina”. En tanto, el gerente de contenidos de Canal 9, Diego Toni, dijo que la producción colombiana “abre el camino a otras series del estilo, pero marca que lo que funciona es el público más que la serie”. Como si fuera poco, el lunes se estrena en Telefe “Insensato corazón”, una tira brasileña que aprovechará el efecto en cadena de “Avenida Brasil”. Y todo parece indicar que esta movida, potente pero aún incipiente, recién empieza.

   Año nuevo, caras de afuera, parece ser la máxima de los programadores en este 2014. El boom de la televisión foránea arrancó en el verano, en el momento en que los canales diagraman proyecciones a futuro en un año que ya pinta como movidito. La llegada de Marcelo Tinelli en El Trece no es indiferente para nadie. Ni para sus fans ni para los programas satélites que viven del efecto chisme, pero tampoco para los que tienen que competir fuerte, para pelear cabeza a cabeza.

   El escenario televisivo se planteó atractivo de entrada en este 2014, sobre todo por lo que prometían las ficciones. Más allá de la apuesta válida de entretenimiento por parte de Julián Weich y de Guido Kazcka, mas el toque naif de Marley, sin menospreciar el regreso del humor con “Peligro Sin Codificar”, la carne al asador se puso con las telecomedias del prime time: “Mis amigos de siempre” y “Señores papis”, más la vuelta de un galán eterno como Gustavo Bermúdez, en “Somos familia” y el paso de Gabriel Corrado en “Taxxi, amores cruzados” y de Andrea del Boca en “Esa mujer”.

   Pero en medio de esta movida de galanes, galancitos y galancetes apareció una perlita. El 16 de diciembre se estrenó “Avenida Brasil” y el bombazo dejó saludables esquirlas para propios y extraños. “Brasil tiene este tipo de producciones, que costó 90 millones de dólares, y muestra una calidad técnica y visual que la hace única, por la fotografía, los decorados y el contenido”, dijo el Turovelzky, quien además la dirección de contenidos del canal de las pelotas, regenteada por Tomás Yankelevich, le sumó a su función la gerencia de promociones.

   Otra de las atracciones que tiene la tira brasileña, que se emite dentro del programa “Historias del corazón” conducido por Virginia Lago, es, para el directivo de Telefe “el buen trabajo de guión”. Y así lo explicó a Escenario: “Esta es una historia con muchos condimentos, que además tiene giros permanentes en cada capítulo, porque si tiene que haber un beso importante no lo ponen en el capítulo 30 ó 40 sino en el capítulo 2, sumado a que los elencos son muy corales y todos tienen un punto común en la relación, todos se cruzan”, dijo respecto a la tira de O Globo que protagonizan Débora Falabella, como Rita o Nina, y Caua Reymond, como Jorgito.

   Claro que no sólo “Avenida Brasil” se coló en las preferencias del televidente (lidera el rating de Ibope con un promedio de 16 puntos diarios), sino que hay otra ficción, que va dentro del mismo ciclo de Virginia Lago, que va ganando espacio. Se trata de “Pulseras rojas”, la serie catalana que aborda el caso de niños con distintas enfermedades, que siempre le encuentran una excusa para apostar a la vida.

   “Estamos encontrando una franja que no podemos desperdiciar y ahora sumamos «Pulseras rojas», que pasó de unitario semanal a tira diaria, continuado a «Avenida Brasil» y está funcionando bien”, indicó el gerente de Telefe, quien adelantó que este lunes comenzará “Insensato corazón” (ver aparte), otra tira de Red O Globo “dentro de la línea de calidad visual, guión, personajes e historias entramadas de «Avenida Brasil», aunque se descuenta que será difícil de superarla”.

   La vida de uno de los más poderosos narcotraficantes atrapa a miles de espectadores todas las semanas. “Escobar, el patrón del mal” sacudió el rating y su transmisión, por Canal 9, de lunes a viernes a las 22, llega a alcanzar picos de 11 puntos.

   La serie de 113 capítulos marca números tan fuertes que hasta hizo demorar el regreso de “Duro de domar”, dueño de esa franja horaria, y que ahora va al término de este éxito. “Una razón del éxito es que es impecable, no vas a encontrar a otra serie con escenarios naturales, con 1.300 actores en escena, con alto presupuesto, con dos meses de filmación. Y la otra razón que explica este éxito es que esta serie aborda una problemática de toda la región latinoamericana, como es la drogadicción y el narcotráfico. Esto funcionó en otros países, sabíamos que iba a funcionar aquí, pero nos sorprendió la alta respuesta del público”, le dijo a Escenario Diego Toni, gerente de contenidos de Canal 9.

   La producción colombiana “abre el camino a otras series del estilo, pero marca que lo que funciona es el público más que la serie”, indicó entusiasmado el directivo. “Vamos a tratar de seguir por este camino, claro. Uno no programa porque sí, sino porque el público lo ve. A nosotros nos dicen «el canal de las latas», pero la verdad es que la gente ve nuestra programación”. Y destacó que “el fenómeno no es sólo nuestro”, en alusión a la citada repercusión de “Avenida Brasil”.

   Como prueba de este suceso, el lunes a las 22 arranca en el 9 “El señor de los cielos” (de Caracol y Telemundo), que es la historia del narco Amado Carrillo Fuentes, quien fue el mercader de la droga tras la caída de Pablo Escobar.

   Lo cierto es que este fenómeno for export se sabe cuándo empezó pero no cuándo termina. Y más allá de la buena aceptación del televidente, queda expuesto que están ocupando un espacio que deberían gozar las ficciones argentinas e incluso locales o regionales. Aunque ¿puede competir una ficción rosarina, por más creativa que sea, con una superproducción millonaria como “Avenida Brasil”? Alguna vez se dijo “aguante la ficción” para contrarrestar el avance de los realities, ojalá no haya que repetir en un tiempo más la cruzada “aguante la ficción argentina”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS